Escuchar este artículo

A los taxistas los roban y les queman los carros

Viernes, 18 de Febrero de 2022
Dos taxis han sido quemados en menos de una semana.

La situación de seguridad en Cúcuta esta tan desbordada que a los taxistas les da miedo salir a prestar su servicio, pues no saben en qué momento serán robados o les pueden quemar sus vehículos, como viene registrándose en esta última semana.


Lea: Así les ‘quemaron’ las 'ollas' a jíbaros de la comuna 6

Diariamente entre dos y tres conductores son víctimas de la delincuencia, según cuentan los integrantes de la ‘mancha amarilla’, pero ahora la situación se les puso más crítica porque habría una banda de extorsionistas que ante el no pago de las ‘vacunas’ les estarían incinerando sus automotores.

Estos dos recientes hechos se han presentado en dos barrios de la ciudadela de Juan Atalaya.

“Nosotros ahí lo perdimos todo, porque el taxi no se va a recuperar y ni para venderlo, porque quedó incinerado y nadie va a dar mucho por las latas. Los delincuentes no saben el daño que hicieron”, dijo entre lágrimas el propietario del primer taxi que quemaron la noche del sábado, en el barrio El Progreso.

Según relató el afectado, el hecho se presentó hacia las 9:00 de la noche. Momentos antes, al chofer lo abordó un hombre en el paradero cercano al Policlínico de Atalaya y le pidió una carrera hasta el sector Cerro Pico. A la víctima le pareció rápido y sencillo el servicio, pues el lugar es cerca y podía ganar dinero para completar su diario.

Cuando el vehículo transitaba por la vía Cúcuta-El Zulia, unos hombres a bordo de dos motocicletas se acercaron al taxi y el pasajero lo amenazó.

“Me dijeron que eran, al parecer, miembros del Frente 33 de la disidencia de las Farc, y me ordenaron que cruzara por un camino oscuro de El Progreso, me bajara rápido del carro y que estuviera tranquilo, porque ellos me respetarían la vida”, añadió el afectado. 


Lea: Bebé que habría inhalado mercurio será enterrado en La Gabarra

El chofer no tuvo otra opción que bajarse rápidamente, sin siquiera sacar sus elementos de valor, y observar como los desconocidos le rociaron gasolina al carro para después incendiarlo. 

“Perdimos el carro. Para que nos respondieran debíamos tenerlo asegurado con un seguro todo riesgo, pero eso sale anualmente en $1’500.000 y ningún taxi da para ese gasto”, manifestó el propietario del taxi. 

Ayer en la madrugada, trataron de incinerar otro taxi. A la 1:40 de la madrugada, en el barrio Antonia Santos, al vehículo le tiraron un pote con gasolina y le prendieron fuego, pero por fortuna no se quemó todo. 

“El carro estaba estacionado y los delincuentes le tiraron la gasolina, ahí mismo le prendieron fuego. Eso la candela consume rápido lo que son asientos y la pintura. Dejan los taxis inservibles y, lo peor, nadie sabe nada al respecto”, señaló un testigo.

Nadie sabe nada

Juan Carlos Bastos, presidente del Sindicato de Taxistas de Cúcuta, indicó que hasta el momento desconocen las razones por las que quemaron los dos vehículos de servicio público.

“Nosotros desde el gremio desconocemos las razones por las que estos dos hechos lamentables sucedieron. Es una lástima que los delincuentes no vean que los taxis eran los medios de sustento para los compañeros y sus familias”, explicó el representante de los taxistas.

El  general Óscar Moreno, comandante de la Policía Metropolitana de  Cúcuta (Mecuc), indicó que se está haciendo la investigación para dar con los responsables de ambos hechos. “Lo importante es que pongan las denuncias para darle continuidad al caso y atrapar a los delincuentes”.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: https://bit.ly/SuscripcionesLaOpinión_

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda