Escuchar este artículo

Matan peluquera en medio de un atraco en Cúcuta

Jueves, 6 de Octubre de 2016
Margarita Osorio Guerrero fue asesinado por un adolescente de 16 años en la avenida Las Américas.

Forcejear con un menor de 16 años que la estaba atracando, le costó la vida a la peluquera Margarita Osorio Guerrero, de 39 años, la tarde del miércoles, en la avenida Las Américas.

El hecho ocurrió a las 5:30 de la tarde, mientras la mujer terminaba su jornada laboral, como lo hacía desde hace un año, cuando montó su negocio en este sector de la ciudad.

Mientras la víctima estaba en el salón de belleza, un menor, señalado por la comunidad de cometer varios atracos, arribó hasta el lugar para robarle un celular y otros elementos; Osorio reaccionó e intentó impedir que se cometiera el hurto.

Sin embargo, el menor de edad sacó un revólver y le disparó en el abdomen a la mujer, dejándola en el piso gravemente herida.

Tras atacarla, el agresor huyó corriendo del lugar atravesando el separador de la avenida, sin contar con que los vecinos del sector decidieron perseguirlo para evitar que el crimen de la peluquera quedara impune.

Un hombre de 54 años fue el primero que corrió detrás del agresor, pero este, para asustarlo, le hizo dos disparos que por poco le cuestan la vida.

“Cuando hizo el primer tiro yo me tiré al piso, pero después me paré y seguí detrás de él; luego el segundo tiro me alcanzó a rozar la cabeza”, sostuvo.

Un hijo de este señor, al percatarse de que su papá estaba en peligro, decidió perseguir al menor armado hasta encontrarlo escondido, debajo de una cama, en una casa del sector donde pretendió evadir a las autoridades tras tirar el revólver a un techo.

Según se conoció, la comunidad golpeó al menor e intentó lincharlo.

Los vecinos llamaron a la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc), que luego de protegerlo, lo aprehendió por el delito de homicidio.

Aunque Osorio Guerrero fue auxiliada y trasladada al hospital Erasmo Meoz, llegó sin vida a este lugar.

Los comerciantes del sector aseguraron que desde hace varios meses le han insistido a la Policía para que se refuerce la seguridad en esta zona, debido a los constantes robos; sin embargo, no han encontrado una respuesta favorable.

La mujer dejó a tres hijos, dos de estos menores de edad.

Image
La opinión
La Opinión