Escuchar este artículo

Mataron a un pescador en Puerto Santander

Martes, 21 de Septiembre de 2021
Gilberto Hernández Jaimes recibió tres impactos de bala.

El crimen y el miedo no son extraños en Puerto Santander. En este municipio del área metropolitana de Cúcuta, la muerte se pasea tranquilamente a cualquier hora del día o la noche. Precisamente, a la medianoche del domingo, se presume que ocurrió el homicidio de Gilberto Hernández Jaimes, en la entrada del barrio Nuevo Mundo.

Lea también: Puerto Santander sigue teñido de bala y muerte

Según se conoció, la víctima estuvo tomando cerveza en compañía de otros hombres, cuando de repente, los autores del crimen se la llevaron del lugar y posteriormente, se oyeron los disparos que fueron el presagio de que algo le había ocurrido.

homicidio

Sin embargo, los habitantes de este sector no salieron de sus casas a percatarse qué había pasado, por razones de seguridad, por lo que en la mañana de ayer, cuando varios de ellos salían a iniciar su jornada laboral, vieron el cadáver y de inmediato alertaron a la Policía Metropolitana de Cúcuta de lo que había ocurrido.

Los uniformados acordonaron la escena del crimen, mientras miembros de una funeraria se encargaron del levantamiento del cuerpo y del traslado al Instituto de Medicina Legal, en Cúcuta.

Hernández Jaimes trabajaba como pescador y vivía en la vereda Puerto León, de la zona rural de Cúcuta.

Extraoficialmente se conoció que la víctima no tenía antecedentes judiciales, por lo que las autoridades están tras las pistas de los móviles del homicidio.

En El Dave

En esta zona del área metropolitana de Cúcuta viene dándose una seguidilla de homicidios. En la vereda El Dave de Puerto Santander ocurrió un hecho de violencia, la tarde del martes 14 de septiembre, cuando fue asesinado Kevin Johán Cortés, de 24 años.

Según se conoció, hombres armados arribaron hasta una casa donde funciona una tienda, en el sector conocido como el Kilómetro 57, en la entrada de la vía que lleva al corregimiento Banco de Arena, para asesinar a balazos a la víctima, que no tuvo ninguna opción para defenderse.

El cadáver quedó tendido en el patio de la vivienda, hasta donde los pistoleros ingresaron y sin ningún reparo alcanzaron a Cortés y le dispararon en la cara, el pecho y las piernas.

Sin embargo, la víctima cumplía una condena con el beneficio de casa por cárcel por el delito de porte ilegal de armas.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión