Escuchar este artículo

Mi mamá todavía sigue recuperándose: familiar de Socorro Báez

Hace un año y cuatro días ocurrió el aparatoso accidente en el que está involucrado un sacerdote de la Diócesis de Cúcuta

En la familia de Socorro Báez, de 55 años, aún permanecen intactos los recuerdos de aquella mañana del 29 de septiembre de 2021, cuando la camioneta que conducía el sacerdote Jesús Osma Aldana, párroco de la iglesia San Pío X, la atropelló frente a su lugar de trabajo, en el barrio Kennedy, de la ciudadela Juan Atalaya.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


La víctima se fracturó el brazo izquierdo, además de sufrir múltiples golpes en su cuerpo, que todavía la mantienen en terapias de recuperación.

Los familiares de la mujer insistieron en que, un año después del suceso, ella no ha sido reparada y por el contrario, se han incrementado los gastos por la atención médica que han tenido que tener durante este tiempo.

“Mi mamá no ha podido volver a trabajar como lo hacía antes, todos los días. No sabemos cuánto tiempo pueda seguir así y del responsable del hecho no sabemos nada”, explicó la hija de la afectada.

Aunque La Opinión intentó conocer la versión de la Diócesis de Cúcuta, hasta el cierre de esta edición no se obtuvo ninguna respuesta.

 

El accidente

En algunos videos quedó grabado el momento en el que a las 5:15 de la mañana del 29 de septiembre, la camioneta se acercó de manera repentina y golpeó fuertemente el vehículo de propiedad del esposo de la mujer, que estaba estacionado en el lugar y posteriormente la arrolló a ella, expulsándola algunos metros, mientras el vehículo blanco, de alta gama, se volcó.


Conozco: En Cúcuta vendían medicinas hasta con excrementos de ratas


“Nosotros acabábamos de llegar de la Central de Abastos, como todos los días y ya íbamos a abrir la venta de frutas. Mi señora se bajó del carro y estaba sacando algunas bolsas cuando esa camioneta se le vino de frente”, recordó en ese momento Hernando Ortega, la pareja de la víctima.

Image
Video de una cámara de seguridad que registra el hecho.
El sacerdote

Poco a poco, los vecinos y curiosos que llegaron al lugar del accidente, se percataron de que el conductor de la camioneta que provocó el hecho fue el sacerdote Jesús Osma Aldana.

Al lugar también llegaron los uniformados de la Seccional de Tránsito y Transporte de la Policía Metropolitana de Cúcuta, para encargarse de la inspección.

Según se conoció, los uniformados le practicaron en ese momento la prueba de alcoholemia al religioso, que arrojó grado 2 de alcohol.

El cura fue sancionado con un comparendo, le suspendieron la licencia de conducción y además, le inmovilizaron el vehículo de servicio particular.

Horas después del suceso, José Libardo Garcés, administrador apostólico de la Diócesis de Cúcuta, lamentó y rechazó el hecho, y señaló que el accidente está rodeado de “situaciones que no son regulares”.

Asimismo, expresó su solidaridad y disculpas con la familia víctima del accidente y la mujer, así como con los fieles católicos que se sientan afectados por esta situación.

El religioso insistió en aquel entonces, en que se evaluaría la actuación del sacerdote involucrado en el accidente, de acuerdo a lo que arrojen las investigaciones, teniendo en cuenta que la autoridad de tránsito impuso las sanciones de comparendo, basada en la prueba de alcoholemia.

Sin embargo, hasta el momento se desconocen las sanciones para el sacerdote responsable.


Además lea: Lo persiguieron y mataron a bala dentro de un canal, en San Martín


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en  http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


 

Image
La opinión
La Opinión
Lunes, 3 de Octubre de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión