Escuchar este artículo

Mi papá no tenía problemas: hijos de hombre asesinado en Circunvalación

Domingo, 20 de Junio de 2021
El hecho ocurrió la tarde del viernes.

En la casa de Carlos Arturo Zabala López, asesinado a bala la tarde del viernes, hay dolor y resignación. La celebración del Día del Padre para sus dos hijos pasará en medio de lágrimas y de una seguidilla de recuerdos por “el gran ser humano que fue”.

Para la hija de la víctima, su papá siempre fue “un berraco, soñador, amable y servicial”, alguien que prefería quitarse el pedazo de comida de su boca para dárselo a quien lo necesitaba.

Los dolientes están seguros de que la muerte de su ser querido está rodeada de envidia y lo más doloroso es que siempre fue de alguien cercano a Zabala.

“En 2014, lo intentó matar una persona que se hacía llamar amigo de él, no soportó la envidia y quiso acabar con su vida”, dijo la hija de la víctima.

Ese mismo rastro de sangre lo tuvieron que vivir la tarde del viernes, justo en el momento en el que Zabala López llegaba a su casa ubicada en la calle 19 con avenida 13A, del barrio Circunvalación, en inmediaciones del Cementerio Central, cuando dos pistoleros llegaron en una motocicleta y le dispararon en más de diez oportunidades.

Los testigos del hecho aseguraron que, al parecer, los homicidas lo estaban esperando y cuando se percataron de que Carlos Arturo parqueó la motocicleta al llegar de su jornada de trabajo, no dudaron en acercársele y atacarlo.

Los familiares de Zabala insistieron en que no conocían de problemas ni amenazas en su contra, por lo que les exigieron a las autoridades que se adelanten las investigaciones correspondientes para que se esclarezca el homicidio.

Carlos Zabala, de 54 años, se dedicaba a la compra y venta de motocicleta en los locales comerciales ubicados en la avenida primera.

El hecho

Las múltiples detonaciones de los disparos alertaron a la pareja sentimental de la víctima y a los vecinos de este sector, a las 3:15 de la tarde del viernes, de lo que estaba ocurriendo.

El presagio de que algo trágico había sucedido, hizo que la compañera de Zabala corriera hacia donde estaba su ser querido, encontrándolo tendido en el piso, al lado de su vivienda, por lo que de inmediato, con ayuda de varios vecinos, lo trasladaron a la Unidad Básica de la Loma de Bolívar, donde finalmente murió.

Lo único que conocieron los testigos del hecho sobre el autor del crimen es que se movilizaba en una motocicleta con su cómplice y vestía una camisa amarilla, por lo que las autoridades avanzan en las pesquisas para tratar de identificarlo.

Al lugar arribaron uniformados de la Policía Metropolitana de Cúcuta que custodiaron la escena del hecho, mientras adelantaban las primeras pesquisas del homicidio.

Sin embargo, los miembros de la Brigada Interinstitucional de Homicidios (Brinho) fueron los que se encargaron de la inspección y del levantamiento del cadáver en el centro médico.

Los investigadores judiciales recolectaron diez vainillas y dos proyectiles calibre 40 milímetros, con los que el homicida atacó a la víctima.

Atacaron a una perra

Una perra a la que Carlos Arturo Zabala consentía y siempre le daba comida, conocida como La Mona, también fue víctima de los violentos, cuando, al parecer, intentó intervenir para que no le siguieran disparando a él.

“La perrita salió a saludarlo y, al parecer, quiso meterse y le dispararon. La perrita estaba en observación médica por la gravedad de las heridas”, dijo un testigo del hecho.

En el barrio Circunvalación se han registrado dos homicidios en los últimos quince días. La noche del martes 8 de junio, fue asesinado Anderson Rojas Cañas.

El hecho se dio mientras la víctima estaba viendo el partido de la Selección Colombia, en la sala de su casa, en la avenida 20 con calle 19.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión