Escuchar este artículo

'A mi sobrino lo mataron en un intento de robo'

Jueves, 28 de Octubre de 2021
Gustavo Adolfo Galvis Rincón fue baleado la tarde del martes.

Las interpretaciones al ritmo de vallenato en las fiestas, así como las agradables jornadas laborales de Gustavo Adolfo Galvis Rincón quedarán en los recuerdos de sus seres queridos y amigos.

 

Lea también: En Puerto Santander un quince años terminó en doble homicidio

Una guitarra y una melodía eran suficientes para que Galvis, conocido como ‘El Cantante’, dejara a un lado el estrés, la rutina del día a día para cantar y amenizar a las personas que lo rodeaban.

En un video que circula en redes sociales, Gustavo interpretó con sentimiento una canción ícono del vallenato de la nueva ola. Galvis vestía su uniforme y estaba acompañado de un compañero de trabajo, quien tocó la guitarra.

Una de sus compañeras, de una empresa de telefonía móvil, les pidió a las autoridades que se adelanten rigurosas investigaciones para identificar y capturar a los responsables del homicidio.

Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: https://bit.ly/3ljBtXC

Entre tanto, un tío también lamentó la muerte de su ser querido y aseguró que su familia desconoce de problemas o amenazas en contra del asesor comercial, que pudieran haber desencadenado en el hecho violento. El doliente insistió que el crimen fue producto de un intento de robo, “pues él (víctima) intentó maniobrar con el carro y ahí le dispararon”, sostuvo el familiar.

“De pronto fue por la reacción de él. Lo único que tenía era una cadena de oro y anillos y sospechamos que fue por eso”, agregó el tío.

Recordó que Gustavo Adolfo no tenía ningún vicio, era dedicado a su trabajo y siempre se caracterizó por ser un hombre responsable, trabajador y juicioso.

Entre los gustos de la víctima siempre prevalecía andar en bicicleta y en los tiempos libres salía a recorrer la ciudad en compañía de su tío y amigos.

El hecho

A las 12:45 de la tarde del martes, dos hombres que se movilizaban en una motocicleta Kawasaki KLR 650 y una Suzuki GN, entraron hasta el parqueadero en el que Galvis siempre guardaba su carro Chevrolet Spark. Luego de llegar de almorzar con una de sus compañeras de trabajo, le dispararon dos veces en el pecho, dejándolo gravemente herido.

Lea además: 

Dejan explosivo y bandera del Eln en zona rural de Cúcuta

Los compañeros de Galvis se abrieron paso entre la multitud que se agrupó alrededor del vehículo y lo trasladaron hacia una clínica cercana, adonde fue atendido por los médicos y a pesar de que luchó por su vida, murió antes de las 4:00 de la tarde.

Un hombre que pasaba por el lugar del ataque al momento del hecho, se percató cuando los dos homicidas estaban escapando por la avenida Gran Colombia, por lo que se bajó del vehículo en el que se movilizaba, sacó un arma y les hizo algunos disparos, intentando detener a uno de los pistoleros, sin éxito.

La inspección y el levantamiento del cadáver estuvieron a cargo de la Brigada Interinstitucional de Homicidios (Brinho), que recolectó las evidencias en la escena del ataque.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en https://bit.ly/3ljBtXC

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas