Minero fue asesinado de 8 tiros en vía a San Faustino

Lunes, 26 de Febrero de 2018
Yadir Alberto Triviño Medina era oriundo del Valle, pero llevaba diez años en Cúcuta.

El cadáver del minero Yadir Alberto Triviño Medina quedó tendido en un andén, junto a unas canchas de minitejo. Su pareja sentimental no le quitaba la mirada, en medio de pensamientos de nostalgia que le aguaban los ojos al recordar que no alcanzó a celebrarle a su ser querido el cumpleaños 31. Este lunes, lo asesinaron de ocho disparos.

“Anoche (el domingo) hablamos de la celebración de su cumpleaños. El próximo jueves le iba a partir una torta en la casa de mi suegra”, dijo la mujer, mientras miembros del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) adelantaban el levantamiento del cuerpo.

Para la compañera de Yadir y para su mamá parece no haber explicación del por qué alguien le quitó la vida a su familiar.

Lea además Asesinado de cuatro tiros mientras bebía con unos amigos

“Nosotros no sabemos de amenazas y casi no salíamos de la casa”, dijo la pareja de la víctima.

La última cerveza

Triviño salió de su casa a las 3:00 de la tarde y se encontró con un amigo en una tienda conocida como Caseta Roja, ubicada en El Cerrito, en la vía a San Faustino, donde conversaron y se tomó una cerveza.

Luego, Yadir se paró frente al negocio a esperar una llamada de un ingeniero de la mina de carbón donde trabajaba, cuando vio llegar a su mamá.

La mujer lo saludó y él le contestó que estaba organizando todo con el ingeniero para irse a trabajar con su compañera en la mina y que también debía ir al centro a reclamar unos exámenes médicos.

“Yo seguí hacia la casa y entré donde un vecino. De repente oímos los disparos y tuve una corazonada. Cuando me asomé ya no lo vi ahí parado, por eso salí corriendo y lo encontré muerto”, dijo la mamá de Triviño.

Le puede interesar Hallan el cadáver de un mototaxista en zona rural de Ábrego

Según testigos, un hombre que se movilizaba en una motocicleta venezolana marca Empire Arsen, vestido de bluyín y franela gris, se le acercó y le disparó hasta acabar con su vida.

Yadir Alberto era oriundo de Palmira (Valle), pero llevaba diez años viviendo en Cúcuta.

Las autoridades reportaron que  Triviño Medina estuvo preso hace dos años, sindicado del delito de extorsión.

“Él pagó 18 meses, pero allá trabajaba en la cárcel y por falta de pruebas quedó en libertad”, aseguró su pareja.