Escuchar este artículo

Minero iba hacia su trabajo cuando se mató en un accidente en El Zulia

Carlos Alberto Gélvez tenía 40 años.

Los familiares de Carlos Alberto Gélvez, quien murió la mañana del lunes, en zona rural de El Zulia, en un accidente de tránsito, lo recordarán como un hombre trabajador, amigable, buen hijo y buen papá.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


Las últimas palabras que cruzaron con él siempre estuvieron rodeadas de amor y de proyectos para salir adelante.

Gélvez salió de su casa en el barrio Antonia Santos, a las 5:30 de la madrugada del lunes, alistó su motocicleta y partió con rumbo hacia la mina de carbón, ubicada en El Zulia, donde trabajó los últimos años. 

Sin embargo, una hora más tarde, de manera repentina, un perro se le atravesó en la vía y tras arrollarlo, perdió el control y chocó contra un árbol, causándole la muerte de manera inmediata.


Lea aquí: Torturados, atados de manos y asesinados a balazos en La Parada


Un amigo de la víctima que pasaba por el lugar, se percató del hecho y alertó a los empleados de la mina donde él trabajaba y así fue que sus familiares empezaron a recibir la noticia de su muerte.

Carlos Alberto dejó tres hijos, con los que compartía constantemente. Trabajó durante más de 20 años en el sector minero, por lo que era muy reconocido en este gremio. Nació en Cucutilla y era el mayor de dos hermanos.

“El sábado habló conmigo y me dijo que todo estaba bien y que iría a llevarle a uno de los hijos a la mamá, para regresar a hacer unas diligencias. Fue la última vez que conversamos”, recordó la mamá de Gélvez, mientras ayer esperaba los trámites para reclamar el cuerpo y darle el último adiós.

El hecho

El mortal accidente ocurrió en el kilómetro 37 + 621 metros, alrededor de Pedregales, cuando Gélvez transitaba en una motocicleta colombiana, marca Honda CBF, de placa QYK-73B.

Los habitantes de la zona aseguraron que por esta vía es común ver pasar a los motociclistas a alta velocidad y sin el casco de protección puesto. Sin embargo, los familiares del minero aseguraron que su ser querido siempre llevaba puesto este implemento.

Unidades de criminalística de la Seccional de Tránsito y Transporte adelantaron la inspección y el levantamiento del cadáver.

Los policías hallaron a Gélvez sin vida, debajo del árbol con el que impactó y además, a pocos metros, también estaba el perro que originó el accidente, muerto.


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión
Miércoles, 21 de Diciembre de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión