Escuchar este artículo

Murió al defender a su hijo de atraco por un celular

Martes, 1 de Octubre de 2019
El asesinato de Luis Ávila Sanguino, de 56 años, ocurrió frente a su casa en el barrio Cúcuta 75.

Un caso similar, pero esta vez dejando una víctima fatal se presentó en el barrio Cúcuta 75, en medio del atraco por un celular en la ciudadela Juan Atalaya. La víctima Luis Fernando Ávila Sanguino, de 56 años, quien en el intento por defender a su hijo y evitar el robo se enfrentó a los delincuentes.

Este segundo caso se presentó hacia las 8:30 de la noche del lunes en la manzana 9B lote 33, en el momento en que Ávila Sanguino hablaba con su hijo, afuera de su vivienda siendo sorprendidos por una pareja de motorizados.

De acuerdo al reporte de las autoridades, uno de los delincuentes le exigió al hijo de la víctima que le entregara el teléfono que tenía en sus manos intimidándolo con un revólver. Tras cometer el robo, intentaron escapar, pero en una inesperada  acción Luis Fernando se abalanzó sobre ellos. 

Lea además En Cerro Norte, asesinan a un vendedor ambulante

En la reacción, el parrillero de la moto, tipo GN, negra, no tuvo contemplación y le disparó en el tórax. Enseguida, los delincuentes emprendieron la fuga ante la mirada impotente de los vecinos y transeúntes que a esa hora estaban en las calles.

“Nosotros escuchamos un solo tiro y al salir a mirar el hijo estaba auxiliando al papá y se lo llevaron en un carro (…)”, señaló una vecina.  

La víctima, natural de Cúcuta, fue trasladada hacia el Policlínico de la Ciudadela Juan Atalaya donde llegó sin signos vitales. Sus familiares, que evitaron entregar declaraciones a la prensa, solamente confirmaron que el occiso trabajaba como vigilante.

El cadáver fue llevado a la morgue del Instituto de Medicina Legal en Cúcuta y este martes en la mañana sus deudos adelantaban las diligencias para reclamarlo. 

Inseguridad

Los vecinos del barrio Cúcuta 75 se quejaron de  los contantes atracos a mano armada a los residentes que llegan hasta  el robo de cables de televisión.

A menos de media cuadra del lugar de los hechos, se encuentra  inmóvil una cámara de seguridad de la Policía Metropolitana de Cúcuta,  que según la comunidad lleva varios días dañada.

Lea también En Cundinamarca, entrando a su casa un pistolero lo esperaba para matarlo

“Hace poco a un vecino le robaron un compresor y la cámara no sirvió para nada. De la comunidad han pasado cobrando $40.000 para el arreglo, pero nada”, agregó otra vecina.

Primer caso

Cabe recordar que el primer caso se presentó el pasado sábado en la manzana 24 lote 3 del barrio Claret de la ciudadela Juan Atalaya.

Le puede interesar A bala, ladrones aguaron una fiesta de cumpleaños

Allí, la nuera de José Jesús Osorio Mosquera, de 69 años, organizó la celebración por unos cumpleaños (de su mamá y un tío), siendo él uno de los primeros invitados en llegar. 

Al iniciar la reunión, el  parrillero de una moto  se bajó y caminó directo hacia la entrada de la casa con un revólver en su mano. 

“El ladrón se vino hacia mí por el celular y luego se lo pidió a los demás. Se alcanzaron a llevar dos celulares. Pero, el problema mayor surgió cuando el sujeto le exigió a mi yerno que le diera la billetera y entonces el papá reaccionó y le pegó con una silla al ladrón”, señaló la mujer que era homenajeada.

Por esta razón, el delincuente apretó dos veces el gatillo impactando a Osorio Mosquera en el lado izquierdo del abdomen. Posteriormente, se dieron a la fuga.

La víctima se encuentra en delicado estado de salud.

Image
La opinión
La Opinión