Escuchar este artículo

No pagar una ‘vacuna’ sería la causa del asesinato de tibuyano en Comuneros

Domingo, 2 de Febrero de 2020
La víctima tomaba cerveza en un comercio, recibió al menos diez balazos.

El homicidio del tibuyano Rubiel Flórez López, de 34 años, ocurrido a las 7:00 de la noche del sábado, mientras tomaba cerveza en un establecimiento ubicado en la calle 11 con avenida 2 de Comuneros, en la ciudadela Juan Atalaya, trajo una seguidilla de recuerdos dolorosos a los dueños del lugar.

Pánico y dolor. Esos son los sentimientos que rodean a una familia cucuteña que ha sido perseguida por la muerte en los últimos siete años.

La violencia les arrebató a tres hermanos que fueron asesinados a balazos y ahora tuvieron que presenciar el crimen de Flórez López, que ocurrió justo en su negocio.

Lea además Apareció muerto en la vereda Socuavó, Catatumbo

“Saber que mataron a ese señor acá en el negocio me hizo recordar la muerte de mis hermanos que, por cierto, siguen impunes. Esto es muy difícil, porque nosotras trabajamos para salir adelante”, dijo una de las mujeres que atiende el establecimiento.

Esta persona aseguró que Flórez no era uno de sus clientes frecuentes, por lo que no conocía quién era la víctima.

El crimen

(Rubiel Flórez López estaba sentado en una mesa que fue ubicada en el andén de este establecimiento comercial. Su asesino se le acercó y luego le disparó.)

Al momento del asesinato, solo dos mesas del establecimiento estaban ocupadas. Flórez se sentó en una de ellas y apenas alcanzó a tomarse tres cervezas, desde las 6:00 de la tarde que llegó al lugar.

El coronel José Luis Palomino López, comandante de la Policía Metropolitana de Cúcuta, aseguró que en las primeras investigaciones del hecho se estableció que el crimen fue cometido por una pareja que arribó al lugar en una motocicleta. Al parecer, una mujer fue quien accionó el arma en repetidas oportunidades.

Le puede interesar Tenía casa por cárcel y lo atraparon cuando atracaba a un taxista

Sin embargo, también se conoció que los testigos del hecho vieron llegar a un hombre de estatura baja, vestido con una camisa de cuadros oscura, mientras ocultaba su cara con un casco de protección.

Al parecer, el pistolero habló con la víctima, por lo que Flórez le señaló con su mano hacia el parque ubicado frente al establecimiento y posteriormente este disparó de manera indiscriminada hasta asesinarlo.

El tibuyano recibió al menos diez balazos en la cabeza, en el glúteo izquierdo y en los dos costados, a la altura del pecho.

El pistolero huyó por la avenida segunda, con dirección al barrio La Laguna.

Según se conoció, Flórez era contrabandista, pero, presuntamente, desde hacía dos meses había dejado esta práctica ilegal.

Las autoridades no descartan que los móviles del homicidio sean producto de una retaliación por el no pago de una ‘vacuna’ por pasar mercancía de contrabando en esta zona del país.

En la escena del crimen quedó el carro de la víctima, un Chevrolet color azul que fue trasladado por la Policía.

Image
La opinión
La Opinión