Escuchar este artículo

No paran las muertes en Villa del Rosario

Sábado, 5 de Junio de 2021
El crimen más reciente ocurrió la madrugada de ayer, en un paso informal de la frontera con Venezuela.

Asesinado de tres impactos de arma de fuego. Así apareció un hombre en un apartado lugar, entre unos cultivos de arroz, desde tempranas horas de ayer.

El cadáver quedó en la mitad del camino que une a las trochas La Playa y La Marina, ubicadas en La Parada (Villa del Rosario) y que conducen hacia Venezuela.

Eran las 9:00 de la mañana, cuando los trabajadores de una finca se percataron de que al lado de un árbol quedó tendido el cuerpo de la víctima con rastros de sangre. El descubrimiento se dio mientras los obreros estaban fumigando los cultivos.

A esa hora, la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc) fue alertada y de inmediato dispuso  un operativo para llegar al lugar, y una vez comprobó la muerte violenta, informó a la Brigada Interinstitucional de Homicidios (Brinho) para que se encargara de la inspección técnica en la escena del crimen.

Lo hallado

Cuando los peritos forenses adelantaban la diligencia judicial en el lugar, encontraron tres vainillas calibre 9 milímetros.

La Opinión conoció que los asesinos le dispararon a quemarropa a la víctima. Uno de los tiros lo tenía en la parte izquierda de la sien, con rastro de pólvora, y otras dos balas fueron directas a la parte trasera de la cabeza.

Se presume que la muerte de este hombre habría ocurrido en la madrugada de ayer, sin embargo, no hubo testigos que corroboraran si escucharon detonaciones de arma de fuego.

El cuerpo fue llevado a las instalaciones de Medicina Legal, donde se espera que los familiares se acerquen y lo identifiquen, pues las autoridades no le encontraron ningún documento.

Otros hechos recientes

En menos de un mes, en Villa del Rosario han asesinado a cinco personas y hasta el momento no hay un resultado contundente de las investigaciones que adelanta la Policía Metropolitana.

La mañana del jueves, presuntos guerrilleros del Eln, que estarían instalados en territorio venezolano, cruzaron la frontera y al llegar a la entrada de la trocha La Ramona, en Juan Frío, de Villa del Rosario, asesinaron a una mujer que vendía arepas y tintos.

Estos dos recientes hechos de sangre prenden las alarmas en ese municipio fronterizo, en donde la comunidad exige la presencia constante del Ejército, porque desde hace días no volvieron a ver a los militares, al parecer, fueron trasladados a otros puntos por las marchas que se han presentado durante el paro nacional.

“Esto estaba calmado, pero desde que el Ejército no está haciendo presencia se dispararon los homicidios”, dijo un habitante de esa zona.

El pasado sábado, 15 de mayo, en la vía que de Juan Frío conduce a La Uchema, sector La Escalera, también de Villa del Rosario y que da a la población venezolana de Llano de Jorge, aparecieron dos hombres muertos, con más de tres disparos en su cuerpo.

Una de las víctimas fue identificada como Alberto Rodríguez Alemán, del otro hombre se desconoce la identidad.

Para el sábado 22 de mayo, unos pistoleros asesinaron a Jonathan Antonio Dávila Villamizar, de 38 años, quien recibió varios impactos de bala en la cabeza. Mientras que el cartagenero Roger Chico Acevedo resultó herido y se recupera de las lesiones en un centro asistencial.

El ataque armado se dio en la zona urbana de La Parada, en plena autopista internacional a unos cuantos metros de donde se encontraba la Policía y algunos soldados.

Image
La opinión
La Opinión