Escuchar este artículo

No paran los asesinatos en la zona rural de Cúcuta

Miércoles, 15 de Septiembre de 2021
Jonathan Varela, quien vendía verduras, es la nueva víctima de los violentos en el corregimiento Aguaclara.

Los familiares y amigos de Jonathan de Jesús Varela Flórez no comprenden qué desencadenó el asesinato de su ser querido, la noche del lunes, en la entrada a la vereda Los Cámbulos, del corregimiento Aguaclara, zona rural de Cúcuta. Él recibió cinco impactos de bala que le costaron la vida en el lugar del hecho.

Varela Flórez era reconocido en el lugar por su trabajo como vendedor de verdura, por lo que algunos habitantes de Aguaclara aseguraron que la víctima se dedicaba constantemente a su labor y no sabían de problemas que pusieran en riesgo su vida.

Lea también: Asesinado directivo de una empresa de vigilancia en Cúcuta

Sin embargo, Jonathan de Jesús estaba en el radar de los violentos, que cumplieron su objetivo a las 8:00 de la noche del lunes, cuando la víctima se movilizaba en una motocicleta, atacándola a balazos.

Según se conoció, luego de terminar la jornada laboral, Jonathan Varela decidió ir a su casa a recoger una motocicleta Yamaha RX para ir a la vereda La Jarra, donde tenía que revisar algunos cerdos que estaba criando.

Al retornar de la vereda, ocurrió el macabro asesinato, por lo que miembros de la funeraria Nuestra Señora del Carmen arribaron al lugar del hecho para adelantar el levantamiento del cadáver y trasladarlo al Instituto de Medicina Legal, en Cúcuta, donde miembros de la Brigada Interinstitucional de Homicidios (Brinho) hicieron la inspección técnica.

“No entiende uno qué pudo haber pasado, si él salía a la medianoche hacia Cúcuta a comprar las verduras y a las 6:00 de la mañana estaba de nuevo en Aguaclara trabajando. Todas las personas lo reconocían por su negocio como verdulero”, dijo uno de los familiares de la víctima.

Varela dejó un hijo de 8 años en el estado Mérida, de Venezuela, de donde era oriundo, y en Aguaclara vivía con su pareja y con dos hijos que estaba criando.

“Era un hombre alegre, trabajador, amigable, que trataba bien a la gente”, recordó un hermano de Jonathan Varela.

La víctima vivió en Aguaclara los últimos dos años, donde buscaba tener otra calidad de vida, que no encontró en su país de origen.

Una fuente judicial aseguró que la disputa que mantienen los grupos armados ilegales por el dominio del territorio, podría ser el detonante que originó el homicidio.

La víctima no tenía problemas.

Los dolientes de Varela aseguraron que no cuentan con los recursos suficientes para cubrir los gastos fúnebres ni para trasladar el cadáver de su ser querido al vecino país, por lo que le pidieron a alguna entidad que se solidarice en medio de este momento de dolor para poder solventar el dinero.

Le puede interesar: ¿Quién salvará a la zona rural de Cúcuta?

Aguaclara y las muertes

El corregimiento Aguaclara ha sido azotado por la violencia este año, dejando varias personas asesinadas y uno de esos hechos se presentó en mayo, muy cerca del lugar donde fue asesinado Jonathan Varela. La víctima fue Inés Hernández, conocida como ‘La Flaca’, quien también fue atacada a disparos.

La mujer se dedicaba a vender dulces, agua y cigarrillos, frente a la vivienda donde fue interceptada por los homicidas.

Image
La opinión
La Opinión