Escuchar este artículo

No pudieron procesar las más de tres toneladas de cocaína

Lunes, 20 de Septiembre de 2021
Ejército y CTI desmantelaron en Tibú otro laboratorio, donde el Eln procesaba cocaína para enviarla al exterior.

Un informante ayudó a las tropas del Ejército y al Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) a llegar hasta un complejo cocalero que el Eln había instalado en una zona selvática de la vereda Kilómetro 25, de Tibú.

Luego de varias semanas, las autoridades lograron ubicar el sitio exacto donde estaba el laboratorio y el sábado, en la mañana, llevaron a cabo la operación para desmantelarlo y así seguir frenando la producción del alcaloide.

Lea también: El Catatumbo le produce diariamente a los narcos $8.000 millones

Cerca de medio centenar de hombres fueron trasladados hasta un punto cercano de la estructura cocalera y luego de caminar un par de horas llegaron al sitio, pero lastimosamente no encontraron a nadie.

Según el reporte judicial, en el laboratorio, compuesto por seis estructuras, hallaron 3.394 kilos de cocaína que se estaban procesando, además de insumos químicos e implementos necesarios para cristalizar la droga.

En el registro al lugar, también hallaron dos depósitos donde tenían escondidas 500 panelas de cocaína, las cuales ya estaban listas para ser enviadas al exterior.

“La cocaína estaba embalada y fue enterrada para evitar que se dañara y fuera vista por alguien que llegara al lugar”, señaló una fuente cercana a las pesquisas.

El Ejército aseguró que el laboratorio pertenecería al frente Juan Fernando Porras Martínez, del Eln.

 

“La sustancia hallada dentro del complejo estaría valorada en 20 mil millones, afectando así, de manera significativa, las finanzas  del Eln”, sostuvo el informe militar.

No para la destrucción de los laboratorios.

Segundo productor

Esta operación hace parte del plan que adelantan las autoridades en el Catatumbo para afectar las finanzas de las organizaciones ilegales y de narcotráfico, además de buscar frenar el procesamiento de cocaína en Norte de Santander, pues el departamento es el segundo productor de esta droga en Colombia y las ganancias diarias que esto dejaría, sobrepasan los $8.000 millones.

Le puede interesar: Mexicanos controlan el 80% de la coca del Catatumbo

Y es que las cifras reveladas por el estudio que dio a conocer, hace menos de tres meses, el Sistema Integrado de Monitoreo de Cultivos Ilícitos (SIMCI) de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), aseguran que de los 20 departamentos registrados con coca en el 2020, cinco concentran el 84 % del área total de siembras ilegales; en su orden serían: Norte de Santander, Nariño, Putumayo, Cauca y Antioquia.

Norte de Santander se consolida como el departamento con mayor área sembrada en el país, con 40.084 hectáreas, con una leve reducción (4%) frente a lo reportado el año anterior (2019). Nariño, con cerca de 9.000 hectáreas menos, continúa ocupando el segundo lugar de afectación”, señaló el SIMCI.

Quemaron las panelas de cocaína

Según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, el 33% del total de área sembrada con cultivos de uso ilícito en Colombia, esta concentra en cinco municipios: Tibú, Tumaco (Nariño), El Tambo (Cauca), El Tarra y Puerto Asís (Putumayo).

“Tibú ocupa el primer lugar de afectación nacional con 19.334 hectáreas cultivadas con hojas de coca, representando el 13% del total nacional y el 48% en el departamento”, indicó el SIMCI.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión