Escuchar este artículo

Noche violenta en Cúcuta dejó dos muertos y una mujer herida

Martes, 30 de Abril de 2019
Las víctimas se presentaron en medio de dos atracos y un ataque sicarial en los barrios Motilones, San Martín y Blanco.

Un niño, de 10 años, reflejó con lágrimas el dolor que le produjeron dos pistoleros cuando, la noche del lunes, acabaron con la vida de su tío Luis Eudoro Araque Ropero en medio de un atraco,  en el barrio Motilones de la ciudadela Juan Atalaya.

El menor tomó en sus manos una fotografía de su ser querido y de inmediato el llanto no se hizo esperar, sin pronunciar ni una sola palabra. Los sentimientos de impotencia, resignación y de ansiedad para el esclarecimiento del crimen rondaron los minutos posteriores, en la casa donde vivía la víctima.

Entre los dolientes existen dudas y confusión, luego de conocer que Araque se movilizaba en su moto Yamaha FZ azul, en compañía presuntamente de una mujer y una niña, que posterior al crimen desaparecieron.

Lea además Hombre con casa por cárcel protagonizó mortal pelea

“Lo que nos dicen es que cuando iban andando se le cayó un juguete a la niña, por lo que Luis paró la moto para recogerlo y ahí fue cuando aparecieron los atracadores y le dispararon por robarle la moto”, dijo una de las dolientes.

Cuando los asaltantes dejaron herido en el piso a Araque, en la calle 4 con avenida 4, huyeron con la moto sin que las autoridades pudieran detenerlos.

La víctima fue trasladada inicialmente a la Unidad Básica de Comuneros, desde donde fue remitida a la clínica Medical Duarte. Pero, finalmente murió por la gravedad de los cuatro impactos de bala que recibió en el cuerpo.

Araque Ropero, de 36 años, trabajaba como parrillero en un reconocido restaurante de comidas rápidas, ubicado en el barrio La Ceiba, donde laboró los últimos cuatro años.

El coronel José Palomino López, comandante de la Policía Metropolitana de Cúcuta, aseguró que avanzan las investigaciones para identificar al agresor. Al parecer, el pistolero impactó a la víctima en medio de un forcejeo.

Un abogado

El crimen del abogado Juan Pablo Buitrago Arcila alteró la tranquilidad que se vivía la noche del lunes en la calle 18 con avenida primera de barrio Blanco, cuando cuatro pistoleros que se movilizaban en dos vehículos, atacaron a bala a la víctima hasta acabar con su vida.

Según se conoció, Buitrago, de 37 años, llegó en compañía de tres escoltas a cumplir una cita en el lugar, al parecer, para coordinar el pago de una millonaria deuda. Cuando se bajó de su camioneta blindada e intentó subirse a otro vehículo, fue impactado por algunos ocupantes del mismo.

Le puede interesar Sicario que mató a abogado tenía mes y medio fuera de la cárcel

En ese instante, se acercó otro carro, al parecer, de marca Renault Twingo con dos pistoleros que también accionaron sus armas.

El hecho produjo la reacción de los escoltas de la víctima, que finalmente persiguieron a uno de los agresores identificado como Ferney López Montes, presunto integrante del Clan del Golfo, quien resultó herido y posteriormente capturado por la Policía Metropolitana de Cúcuta.

López fue abandonado en el lugar por sus cómplices, por lo que finalmente cayó herido a dos cuadras de la escena del crimen, frente a un parque.

En marzo de este año, López salió de la cárcel, donde respondía por el delito de porte ilegal de armas.

Según la Policía, el abogado interpuso una denuncia en marzo por extorsión, que presuntamente le hacía una banda delincuencial conocida como La 15, que hace presencia en la ciudadela La Libertad.

Una mujer herida

En la avenida 7 con calle 2 del barrio San Martín, un atracador disparó contra Wendy Joleini Espinel Rincón, cuando estaba en compañía de su novio en una camioneta.

Dos pistoleros se acercaron al vehículo en una motocicleta y el parrillero sacó un arma y disparó en al menos seis oportunidades contra los ocupantes del carro, impactando a la mujer en tres oportunidades.

Wendy Joleini fue trasladada al hospital Universitario Erasmo Meoz donde recibió atención médica.

Image
La opinión
La Opinión