Escuchar este artículo

Nos están matando a los jóvenes del barrio: vecinos de El Escobal

Lunes, 9 de Septiembre de 2019
Jorge Crasto recibió seis tiros, en medio de una reunión familiar, por parte de cuatro sujetos que aparecieron en la casa.

El asesinato del ingeniero industrial Jorge Crasto Rojas, ocurrido la noche del domingo, en El Escobal, generó el dolor de sus familiares y el rechazo de amigos y vecinos de este sector, que recriminaron enérgicamente la falta de seguridad en este barrio fronterizo.

“Nos están matando a todos los jóvenes. No es justo que acaben con la vida de un hombre bueno y trabajador”, aseguró, entre lágrimas, una vecina del lugar.

La reunión familiar que transcurría en tranquilidad con la intención de celebrar el cumpleaños de una de las parientes de la víctima, fue interrumpida por cuatro hombres venezolanos que llegaron hasta la calle 4 con carrera 4 de El Escobal, para exigirle a Crasto que se fuera con ellos.

Lea además Un herido tras ataque en El Escobal

“Llegaron y mientras mostraban las pistolas, le decían a Jorge que tenía que irse con ellos. Pero en ese momento, él se levantó de la silla y trató de agarrar un bolso y de una vez le dispararon”, dijo una doliente.

Crasto cayó herido en la sala de la vivienda, adonde llegaba siempre a saludar a su abuela y demás familiares.

Mientras tanto, los homicidas huyeron en dirección hacia la casa del terror, como denominan los habitantes de este barrio a una vivienda donde se cometen crímenes, aprovechando que no está habitada.

A pesar de que los hechos ocurrieron a una cuadra de la estación de la Policía, los uniformados no pudieron hacer nada para detener a los agresores.

Le puede interesar Lo encontraron muerto en El Malecón

En medio de la conmoción, los familiares trasladaron a Crasto al hospital Erasmo Meoz, donde fue sometido a una operación pero finalmente murió por la gravedad de las heridas que le provocaron los seis impactos de bala que recibió.

'La Línea'

El Escobal y sus alrededores es el fortín de la banda criminal 'La Línea', dedicada a extorsionar y a cometer homicidios para imponer el terror y el miedo entre los habitantes de la frontera.

Aunque la Policía Metropolitana de Cúcuta no ha dado detalles de las primeras pesquisas del crimen, no se descarta que 'La Línea' sea responsable de este nuevo hecho de sangre.

Los familiares de la víctima aseguraron que no conocían amenazas o problemas que pudieran desencadenar en el homicidio de su ser querido. Crasto dejó un hijo de 11 años.

Asimismo, los dolientes les pidieron a las autoridades que se esclarezca el crimen y se capturen a los responsables del hecho de sangre.

Image
La opinión
La Opinión