Paro armado en el Catatumbo revive el miedo

Domingo, 15 de Abril de 2018
Un camión fue quemado, vehículos rayados y varias poblaciones están desoladas.

Unos panfletos que empezaron a circular en varios municipios de Norte de Santander mantienen viva la preocupación y el miedo de los habitantes de la zona del Catatumbo, que temen ser blanco de los enfrentamientos entre el Eln y el Epl.

En este escrito se especifica que desde las 00:00 horas del 15 de abril de 2018, comienza el paro armado y advierten a la población, para que se mantenga resguardada en su casa si no quiere quedar en medio del fuego cruzado. (Ver panfleto de EPL al final)

Esta situación también amenaza a comerciantes y transportadores del Catatumbo, quienes se han visto afectados por las medidas que han tomado estos grupos armados al margen de la ley.

Salud Hernández en su cuenta de twitter publicó el panfleto del Eln.

En El Tarra, Convención, Teorama y Hacarí, la incertidumbre se volvió fiel compañera. Las calles este domingo amanecieron desoladas, ni siquiera las droguerías están prestando servicio a la comunidad.

Por otra parte, los conductores tomaron la decisión de paralizar el transporte público que se mueve entre Ocaña y los municipios de Teorama, Hacarí, San Calixto, Convención, El Carmen y El Tarra. 

La policía dice que todo está tranquilo

Según el comandante de la policía de Norte de Santander, George Quintero, la situación en el Catatumbo es de total normalidad.

Escuche:

Sin embargo, sus declaraciones han generado molestia entre la comunidad del Catatumbo que se siente abandonada por las autoridades.

Este domingo, en la vía Convención - San Pablo, el Eln montó un retén y rayó varios vehículos.

Por otra parte, en el trayecto entre Ocaña y Hacarí, miembros del Epl quemaron un camión, porque no respetó los términos del paro que había sido expuestos en el panfleto.

Según los habitantes, en el Catatumbo se libra una guerra entre el Epl y Eln, por el mando del territorio, conflicto que ha dejado más de 100 muertes.

Image
La opinión
La Opinión