Escuchar este artículo

Pensaron que éramos del Gobierno: tripulación liberada por el Eln

Domingo, 3 de Febrero de 2019
Julio Díaz Guiza, Maxwell Joya García y Carlos Quinceno fueron secuestrados hace 24 días en Hacarí.

En la mañana de este domingo, fueron liberados los tripulantes del helicóptero Bell 206 de matrícula HK4327 de la empresa Aerocharter Andina S.A.S. ACA, quienes habían sido secuestrados cuando sobrevolaban en San José del Tarra, en Hacarí, así lo anunció la Defensoría del Pueblo a través de redes sociales.

Julio Díaz Guiza, Maxwell Joya García y Carlos Quinceno Ramírez fueron retenidos durante 24 días por el Ejército de Liberación Nacional (Eln), en zona selvática del Catatumbo.

Los tres fueron remitidos a un centro de asistencial de la región para valorar su estado de salud. 

Le puede interesar Esposa de Julio Díaz pide una comisión humanitaria permanente

Según se conoció, miembros del Eln los entregaron a una comisión humanitaria conformada por la Defensoría del Pueblo y la Iglesia Católica.

“Íbamos bajo por condiciones climáticas. A eso de la 1:00 de la tarde escuché unas ráfagas y le dije al capitán. A los cinco minutos optó por aterrizar en San José del Tarra. A los 10 minutos llegaron los hombres y nos llevaron montaña arriba”, dijo Carlos Quinceno Ramírez.

Uno de los temores que sintieron los tripulantes durante el secuestro fue que los guerrilleros que los custodiaban pensaban que hacían parte del Gobierno y que les estaban haciendo inteligencia.

Sin embargo, cuando se enteraron de  que llevaban una millonaria suma de dinero, guardaron los billetes en un costal y de inmediato montaron a los tres tripulantes en motocicletas y se internaron en la montaña.

Joya García recordó que durante el cautiverio, que se extendió durante 23 días, los guerrilleros los hacían caminar al menos seis horas durante las noches. A pesar de esto, dijo que recibieron buen trato y que no estuvieron encadenados.

“Ellos nos decían que nos liberarían rápido, porque no éramos importantes ni política ni económicamente para el Eln”, sostuvo.

Los recién liberados se reunieron con algunos familiares y fueron trasladados a Bucaramanga. 

Cabe recordar que durante este tiempo, el  Departamento de Policía de Norte de Santander (Denor) y las Fuerzas Militares (FF.MM) adelantaron operativos permanentes para dar con el paradero del piloto Julio Díaz y los dos empleados de la Brinks.

Los hombres fueron retenidos el 11 de enero, junto con $2.700 millones que transportaban. Acto seguido, sus captores incendiaron la aeronave.

Image
La opinión
La Opinión