Formulario de búsqueda

-
Domingo, 12 Abril 2020 - 11:30am

Pescadores de Saloa fueron reclutados por Los Rastrojos

Seis habitantes de este pueblo de Cesar partieron y, tras una semana, uno apareció muerto en Palmarito, Cúcuta.

CQV_U-M3tZc
Plataforma: 
YouTube

La entrada de Saloa, corregimiento de Chimichagua (Cesar), da la bienvenida a un pueblo pesquero en el que con solo pisar su calle principal, ya se evidencia que el Estado por allí no ha pasado nunca.

En Saloa, el 80% de sus pobladores son pescadores; de hecho, este lugar es conocido como la tierra del bocachico. Es el primero de once corregimientos que tiene Chimichagua, y jamás ha tenido alcantarillado, Hospital, Policía, ni Ejército. 

Saloa está ubicado a 17 kilómetros de la autopista nacional que conecta a Pailitas (Cesar) con el Magdalena y Norte de Santander. Una vez termina el pavimento, empieza Saloa. Por sus calles polvorientas, con hilos de aguas negras que corren por doquier, el vallenato a todo volumen retumba sin cesar. 

Saloa son niños jugando en calles abandonadas, gente que descansa colgada en chinchorros; tierra donde los que la habitan ahorran lo suficiente para procurar ir al único lujo del que disponen: el restaurante ‘Kairos’. En esa población viven rodeados de la ciénaga que lleva el mismo nombre del lugar, y la de Totó, que termina en el río Cesar.

Domingo 15 de marzo, 11:45 de la mañana. El sol calienta a 34 grados en Saloa. La mayoría de sus 3 mil habitantes está sentada en los andenes de sus casas. Parece un domingo cualquiera, pero no lo es. 

Ese domingo, en el pueblo, todos preguntan por la suerte de seis pescadores que dejaron su oficio de toda la vida y se marcharon ilusionados por una promesa de trabajo. 

La primera salida ocurrió entre las 10 de la mañana y las 3 de la tarde del lunes 2 de marzo de 2020. Osnaider Arrieta, Ronaldo Arrieta, Gustavo Berrueco, José Flórez y Jerry Guillén, fueron los primeros en salir del pueblo. El miércoles 4, en horas de la tarde, salió Fabio Toloza junto a dos hombres más que nadie conocía.

Una semana más tarde, Jerry apareció muerto en la zona rural de Cúcuta, mientras que de los restantes nadie da razón.

Lea además Desaparecieron y asesinaron a mi muchacho: padre de víctima de Palmarito

El cuerpo de Jerry apareció entre los ocho cadáveres que fueron arrojados la mañana del domingo 8 de marzo en la vereda Santa María de Palmarito, en Cúcuta.

El lunes 9 de marzo, una llamada de la Policía de Chimichagua reportó al consejo comunal de Saloa el hallazgo del cuerpo de Jerry, en Palmarito, a 367 kilómetros de distancia.

Cuando Henry, el papá de Jerry, recibió la llamada, quedó pasmado por la noticia, y solo se le ocurrió llamar a su hermano, que ya estaba en la ciénaga.

“Me encontraba tirando la atarraya, pero tras la noticia, no pude continuar. Me devolví a la  casa a tratar de solucionar lo que se pudiera. Entre todos los habitantes recogimos dinero para que mi hermano pudiera salir esa misma noche a Cúcuta, a recoger el cuerpo de Jerry en Medicina Legal”, contó el hermano de Henry.

Una segunda muerte sin confirmar

(El cuerpo de Jerryapareció entre los ocho cadáveres que fueron arrojados la mañana del domingo 8 de marzo en la vereda Santa María de Palmarito, en Cúcuta.)

La noche del martes 10 de marzo, en Guaramito, se conoció el asesinato de un hombre. La madrugada del miércoles, unidades de la Policía Metropolitana de Cúcuta confirmaron el hallazgo, a kilómetro y medio sobre la vía principal que conduce a este sector.

Le puede interesar Un menor, entre los muertos de Palmarito

La noche del jueves, la foto sin vida del cuerpo llegó a Saloa. Algunos familiares de Fabio Toloza  reconocieron que se trataba de él.

El viernes 13 de marzo, una hermana de Fabio llegó a Medicina Legal en Cúcuta para reclamar el cuerpo de su ser querido, pero no se lo entregaron. La familiar duró más de una semana convencida de que el rostro del cadáver que le mostraron era el de Fabio, pero en la morgue de Cúcuta argumentaron que las huellas no coincidían.

“A Medicina Legal llegó otra familia de un ciudadano venezolano que estaba desaparecido y también pidió ese cadáver. La solución que les dieron fue tomarles una prueba de ADN a los familiares y solo hasta dentro de seis meses podrán saber quién es con certeza la víctima”, dijo un allegado a la hermana de Toloza.

¿Y los demás?

En Saloa, el agua llega día por medio a los dos sectores que dividen el pueblo; quizás por ello, sus habitantes dicen que los rumores corren de casa en casa más rápido de lo que llega el agua.

Varias personas entrevistadas por este medio aseguraron que Osnaider Arrieta ya había dado señales de vida, pero su mamá lo desmintió. “A mí no me ha llamado”, respondió preocupada.

Vea ¿Qué ha pasado después de la masacre?

Sin embargo, un hermano menor de Osnaider confesó que él se había despedido y le había dicho a dónde iba: “Dijo que iba para donde los ‘paras’”.

De los primos Ronaldo y Gustavo, y de José David, aún no se sabe nada de su paradero.

Lo único cierto en Saloa es que sus seis pescadores salieron antes del atardecer, sin precisar a dónde iban, ni cargando maletas o bolso alguno. Se fueron con ansias, con afán de lograr una mejor paga.

Si los pobladores de ese corregimiento hubieran sabido en qué condiciones reales se llevaban a sus muchachos, no lo habrían permitido.

(En el cementerio de Saloa, la familia de Jerry Guillén enterró su cuerpo. Jerry iba a ser padre por primera vez.)

Los reclutaron

“Solo puedo decir que en el pueblo están reclutando. Los padres debemos tener mucho cuidado con nuestros hijos”, dijo un saloero que pidió reserva de su nombre.

Para este pescador, su pueblo era un remanso de paz. “Acá hubo presencia paramilitar a principios del 2.000, pero eso quedó atrás, el único punto negro que tiene este pueblo es el microtráfico, hay muchos pelados que han caído en ese consumo desmedido de drogas y, precisamente a quienes se llevaron, son los señalados de ser consumidores”, contó.

Otros aseguraron que la falta de oportunidades y de empleo fueron las razones por las que los muchachos se fueron sin pensarlo, achacándoles la culpa del reclutamiento a dos hombres, señalados de ser quienes los convencieron. 

“El Flaco y El Lanza son los culpables. Acá en el pueblo todos lo saben, solo que no se atreven a decirlo por miedo, pero el miedo no puede silenciarnos”, dijo otro habitante.

Precisamente a El Flaco, que no es residente del pueblo pero tiene una relación sentimental con una mujer de Saloa, dos días después de conocida la noticia de la muerte de Jerry, le quemaron la casa, donde además funcionaba un presunto expendido de droga. De El Lanza se supo que era quien proveía de drogas a El Flaco. 

“Entre ellos dos (El Flaco y El Lanza) planearon todo y los demás se dejaron convencer. Se fueron a Curumaní; allá les dijeron que iban para las montañas del Catatumbo y que el pago era de $1.500.000”, contó un saloero. 

Una fuente judicial que conoció el caso de los jóvenes pescadores contó a este medio lo que han podido establecer y aseguró que un grupo armado los habría contratado para ingresar a sus filas.

“Las organizaciones criminales funcionan como una empresa y contratan a terceros para que les busquen ‘personal’. Y eso es lo que creemos que pudo haber pasado con los pescadores. A las malas no se los llevaron. Ellos en algún momento supieron a qué iban”, dijo el investigador.

Y añadió que aunque “la gente nombra una camioneta en la que posiblemente salieron y  señalan a los dos hombres expendedores de ser los que los reclutaron, no hay denuncia alguna que marque el inicio de un proceso”.

Los Rastrojos estarían detrás

Aunque las autoridades del Cesar no precisaron qué grupo armado estaría detrás de enlistar a estos jóvenes pescadores en sus filas, las autoridades de Norte de Santander, en el momento del hallazgo de los ocho cadáveres en Palmarito, entre los que apareció muerto Jerry, aseguraron que todos eran del grupo armado Los Rastrojos.

El pasado jueves 19 de marzo, cuando un grupo periodístico de La Opinión fue retenido contra su voluntad por Los Rastrojos en la vereda Vigilancia, pudo confirmar la versión de las autoridades.

Ese día, el mismo José Gregorio López Carvajal, alias Becerro (líder de la banda), tras preguntársele por los 8 cuerpos, aseguró que eran de su grupo. Agregó que los habían tenido que recoger tras un enfrentamiento con la guerrilla del Eln.

El teniente coronel César Fabián Flórez Sánchez, comandante del Batallón Especial Energético y Vial No. 2 del Cesar, aseguró que en Saloa no existen desaparecidos.

“Las personas se fueron a trabajar y por sus propios medios”, dijo el coronel tras ser consultado.

Consejo de Seguridad

(En el aula múltiple de la Institución Educativa Camilo Namen Frayja de Saloa, se llevó a cabo un consejo de seguridad.)

La mañana del lunes 16 de marzo se llevó a cabo en el aula múltiple de la Institución Educativa Camilo Namen Frayja de Saloa, un consejo de seguridad en el que estuvieron presentes el Ejército Nacional, la Policía, la Alcaldía y la Personería de Chimichagua, además de representantes de la comunidad de este lugar.

Ese día, tras escuchar a los habitantes, las autoridades concluyeron que conformarían una unidad de investigación que adelantara labores de indagación sobre lo ocurrido con los pescadores.

Celso Moreno, alcalde de Chimichagua, fue claro en afirmar que no hubo ningún reclutamiento forzado.

“Lo que sucedió es que llegó alguien con una propuesta de trabajo y ellos eran conscientes de lo que iban a hacer. No sabemos de su paradero, no conocemos si están vivos o muertos. Lo que más deseamos es que estén vivos. Sabemos que la propuesta era para raspar coca”, agregó el alcalde Moreno.

Otra de las conclusiones de esa reunión en Saloa, fue que ante la falta de presencia de las autoridades, entre el Ejército y la Policía realizarían una intervención. “Se harán patrullajes mixtos de manera ocasional. La idea es lograr darles tranquilidad y seguridad a los pobladores”, dijo el teniente coronel Flórez, del Ejército.

Otras medidas

- La alcaldía de Chimichagua se comprometió a contratar al inspector de Policía para Saloa.

- La Personería de Chimichagua va a realizar acercamientos con las personerías de Norte de Santander para establecer de alguna manera el lugar donde se encuentran los pescadores. 

- Por último, ante la falta de denuncia por la situación de los pescadores, la Personería entablará una ante fiscalía para que se inicien las pesquisas necesarias. 

La Opinión

@laopinioncucuta

Medio de Comunicación de los nortesantandereanos.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Publicidad
Política
Artículo

Revuelo político por medida de aseguramiento contra Álvaro Uribe

Humberto de la Calle, hizo un llamado a la calma ante este hecho. 

Colprensa
Colombia
Artículo

Avanza proceso para elegir aspirantes a Procurador General

Los magistrados del Consejo de Estado escucharon la intención de los 10 aspirantes.

Colprensa
Publicidad
Política
Artículo

Ordenan detención para Álvaro Uribe Vélez

La Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia notificó al senador.

Colprensa
Región
Artículo

Aprueban 'Matrícula Cero' a tres instituciones de educación superior

La decisión se tomó la mañana de este martes en la Gobernación de Norte de Santander.

Facebook
Publicidad


Es el primer portal gastronómico de Norte de Santander, donde se resalta lo mejor de los sabores regionales, nacionales y mundiales.
Nuestros suscriptores cuentan con su propio espacio con privilegios y beneficios. Aqui puedes hacer parte de este selecto club.
Un espacio dedicado a las variedades y lo más impactante del mundo del entretenimiento. Encuentre aquí los personajes e historias.
La labor investigativa de nuestro equipo periodistico se congrega en esta sección dedicada a mostrar a profundidad y con más detalles de los hechos.
En este espacio nuestros clientes podrán promocionar su negocio o encontrar una propuesta que se adapte a sus necesidades.