Escuchar este artículo

Pistoleros siguieron por varias calles a la mujer asesinada en Cúcuta

La mujer acababa de parquear su vehículo cuando dos motocicletas la abordaron y uno de los conductores le disparó tres veces

A Flor Johana Palencia Sandoval la estaban siguiendo para asesinarla. Ayer, a las 5:00 de la tarde, fue víctima de un ataque perpetrado por dos hombres que se movilizaban, cada uno, en una motocicleta en la avenida 8E entre calles 11 y 12B del barrio La Riviera.


Conozca: Los señalan de asesinar a un comerciante de zapatos en Cúcuta


El homicidio se dio a pocos metros de una reconocida clínica estética y según una fuente judicial, la víctima todavía no había salido de su carro Mazda Tres, rojo, de placa UDU 679, cuando la balearon.

“Ya estaban varias cuadras detrás de ella siguiéndola y apenas la mujer estacionó su vehículo le llegó el desconocido y la baleó cuando todavía tenía el vidrio de su ventana cerrado”, señaló la fuente judicial cercana a las pesquisas del asesinato.

Minutos después del hecho, el caos se apoderó de la comunidad en este sector y entre gritos y pánico, una veintena de personas se acercó al vehículo para conocer el estado de la mujer.

Sin embargo, esperaron a que uniformados de la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc) llegaran al lugar para que fueran ellos los que abrieran el vehículo y auxiliaran a la víctima a un centro asistencial.

“Rompa el vidrio del carro, porque está cerrado por dentro”, “alguien llame a una ambulancia, la mujer todavía está viva”, “dejen que algún conocido le mueva el cabello para ver si la identifican”, eran algunos de los comentarios que tenía la comunidad en esos momentos de tensión.

A los pocos minutos llegó una ambulancia y rápidamente fue trasladada a un centro asistencial, pero la mujer ya no tenía signos vitales.

Image
Flor Johana Palencia Sandoval, de 35 años, era comerciante de ropa y oro.

 

Flor Johana, de 35 años, quien trabajaba como comerciante de ropa y oro, recibió tres disparos en la cara por un hombre que vestía una franela blanca, mangas oscuras, bluyín azul, unos tenis oscuros y un casco de seguridad negro.  El otro hombre que lo acompañaba, tenía una franela, una pantaloneta y un casco de seguridad negro.

Extraoficialmente se conoció que Flor Johana se dirigía a la clínica estética para asistir a una cita de control, pues un mes atrás le habían hecho una cirugía.

La Brigada Interinstitucional de Homicidios arribó al lugar de la escena tiempo después y comenzó a adelantar las pesquisas del hecho, analizando especialmente el vehículo que conducía Palencia Sandoval.

En el automotor quedó su bolso, su celular y otras pertenencias personales que fueron recolectadas  por los uniformados para ser analizadas por los investigadores y dar con el paradero de los responsables.

Así mismo, hablaron con los dueños de los negocios comerciales cercanos para tener acceso a las grabaciones de seguridad y conocer las circunstancias del homicidio.

“Nosotros solo alcanzamos a escuchar las detonaciones y al momento vimos a todas las personas cerca al carro, los tipos que dispararon tampoco los alcanzamos a ver. Uno de los vecinos dijo que uno de ellos estaba vestido como si fueran a jugar fútbol”, dijo un trabajador.

Hasta el cierre de esta edición los motivos del hecho estaban por establecerse.


Además lea: Estuvo preso por secuestro en Cúcuta y resultó ser inocente


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión
Jueves, 15 de Septiembre de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión