Escuchar este artículo

Policía asesinado en Tibú había sido condecorado

La Policía ofrece recompensa por los asesinos del patrullero James Morales

Mientras en otras zonas del país se habla de un ‘plan pistola’ para asesinar a uniformados, en Norte de Santander el luto de las familias no cesa. Ayer el patrullero James Antonio Morales Curico murió luego de que un francotirador le disparara.


Lea además: Ataque de francotirador en zona rural de Tibú deja un uniformado fallecido


Según las autoridades, el uniformado de 33 años y oriundo de Leticia (Amazonas), estaba de centinela a las 6:30 de la mañana de ayer en la subestación de Policía Petrólea en Tibú.

Las primeras versiones indican que cuando iba  a abrir el portón de la subestación, para el ingreso de uno de sus compañeros, recibió un balazo en el pecho.

El centinela cayó al suelo y pese a ser auxiliado por sus otros compañeros falleció a causa del tiro. Morales Curico deja a una niña de tres años.

Ofrecen recompensa

Las autoridades creen que el ataque habría sido ejecutado, bien sea, por el frente 33 de la disidencia de las Farc o por el frente Juan Fernando Porras Martínez del Eln, pues esos dos bandos hacen presencia en esa zona del Catatumbo.


Conozca: Continúan los homicidios y el microtráfico en Antonia Santos


El coronel John Robert Chavarro Romero, comandante de la  Policía de  Norte de Santander, rechazó el asesinato del uniformado y anunció que se darán hasta $30 millones a quienes den información que sirva para encontrar a los responsables.

“La Policía va a ubicar, capturar o neutralizar a los responsables de este vil ataque que enluta nuestra institución, esto no va a quedar impune. A alias ‘Jhon Mechas’ y ‘Alfred’ todo nuestro peso de la ley para ubicarlos y capturarlos”, añadió el mando policial.

Un policía destacado

El patrullero Morales Curico fue condecorado en tres oportunidades: dos por mención honorifica en 2015 y 2018  y un ‘distintivo citación presidencial de la victoria’ dado en 2016.

También se conoció que inició su formación como policía en la Escuela Nacional de Carabineros a la cual ingresó el 16 de enero de 2012. Una vez concluyó sus estudios fue asignado a la Policía de Norte de Santander, donde trabajó con entusiasmo hasta su último día.


Exclusivo: Chocó contra un poste de luz vía Juan Frío y murió


En su carrera policial recibió 55 felicitaciones, entre ellas, una por impedir una fuga de presos en marzo de 2021, ser el personaje del mes de enero de 2021, y más de una docena de estas distinciones por su excelente desempeño, reducción de índices de delincuencia y participación en campañas de sensibilización, entre otras.

Herido en Banco de Arena

En un segundo caso, el patrullero Ferney Rozo Contreras se encuentra estable y bajo observación médica luego que un francotirador también le disparara, cuando estaba cerca de la subestación de Policía del corregimiento de Banco de Arena,  zona rural de Cúcuta.

El ataque al uniformado se produjo, ayer a las 11:30 de la mañana, cuando Rozo Contreras estaba de turno y fue impactado en la clavícula. El uniformado fue trasladado de emergencia en un helicóptero hasta un centro asistencial.

El general Óscar Moreno, comandante de la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc), indicó que están investigando, con la evidencia encontrada en la zona, para dar con el paradero de los responsables.

Moreno indicó que en esa zona hace presencia el Clan del Golfo y el Eln.

Otros policías asesinados

La mañana del sábado 9 de julio el subintendente José Leonardo Jaimes fue asesinado cuando adelantaba un operativo de control a establecimientos públicos del sector La Andina del barrio Santa Clara de Ocaña, junto con otro policía.

Se conoció que mientras el uniformado, quien era parte de la  seccional de Protección y Servicios Especiales en Ocaña, cumplía con su labor, tres hombres armados lo sorprendieron por la espalda  y comenzaron a dispararles a él y a su compañero. José Jaimes murió a causa de dos disparos que recibió en la cabeza y el pecho, en medio de la balacera.

El 30 de junio a las 6:30 de la mañana, en Banco de Arena, el patrullero Henry Javier Castillo Gaona recibió un disparo en la cabeza cuando estaba de centinela en la subestación de Policía. Aunque los uniformados le prestaron los primeros auxilios y solicitaron una ambulancia, no había nada que hacer, pues el mortal disparo acabó con su vida antes que los galenos lo vieran.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión
Miércoles, 27 de Julio de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión