Escuchar este artículo

Policía busca a habitante de calle por la muerte de un joven

Sábado, 5 de Septiembre de 2020
La Chata es señalado de robo y homicidio.

“A mi hermano lo perjudicó un habitante de calle, conocido como la Chata, ese hombre tiene la nariz desperfecta. Él es responsable de robarlo y matarlo”, esas fueron las palabras de Verónica, la hermana mayor de Edwin Javier Ruiz León, quien fue encontrado sin vida luego de una incansable búsqueda de casi 40 horas.

La historia se remonta a la noche del pasado miércoles, cuando los familiares de Ruiz León se percataron de que no había llegado a la hora habitual, a su casa en Alfonso López.

El joven, de 20 años, y vendedor de solteritas (postre tradicional) sufría desde pequeño de una discapacidad mental leve.

Desde esa noche, inició la búsqueda por los alrededores del barrio, luego por los sitios donde siempre acostumbraba a vender y, por último, en el canal de aguas lluvias de La Cabrera.

La mala noticia llegó a las 8:30 de la noche del jueves, cuando un conocido alertó a la familia de que un hombre lo habría apuñalado al resistirse a un robo.

“Él iba por el canal de La Cabrera cuando ese tipo se le acercó a quitarle el celular y sus cositas. Y, luego de quitarle todo, lo arrojó al canal, no sabemos si lo apuñaló”, contó Verónica.

La familiar aseguró que la Chata tras agredirlo se fue luego a vender las pertenencias hurtadas a un sitio de expendido y cuando prendieron el celular, encontraron fotos de su hermano. Por eso, uno de los presentes se dio cuenta y los advirtió de lo ocurrido.

Los rastros 

Esa noche, la búsqueda fue hasta pasadas las 11 p.m. pero no hallaron nada. Ayer, a las 7 de la mañana, reanudaron la tarea, hasta salir a donde desemboca en el río Pamplonita, pero tampoco fue localizado.

Pero, luego, a las 9:30 de la mañana, las autoridades alertaron de que un habitante de calle había encontrado un cuerpo sin vida. Fue en la avenida Los Libertadores, a la altura de una entidad bancaria, donde apareció el cuerpo de Edwin Ruiz León. 

Sus familiares lo reconocieron por la ropa que vestía. Sin embargo, ni sus parientes, ni las autoridades visibilizaron heridas de arma contundente tras encontrar el cuerpo embarrado. 

Más de la víctima

“Queremos justicia. Que ese hombre sea capturado y lo metan a la cárcel”, dijo Verónica.

Edwin era soltero. Sus familiares y conocidos le llamaban ‘Viejo Javi’. Era tranquilo, a veces hacía de árbitro en partidos de cuadra, disfrutaba la música de Pastor López, Los Chiches y las rancheras. Hace poco dejó de vender gaseosa y agua para dedicarse a las ventas de solteritas por las calles del centro de Cúcuta.

“Él vino a almorzar antes de irse a trabajar. Comió y cuando se fue me dijo ‘Chao chula’, nunca me decía así, pero fue su despedida”, finalizó.

Image
La opinión
La Opinión