Escuchar este artículo

Presos siguen protestando en la cárcel de Cúcuta

Martes, 24 de Marzo de 2020
El desespero se apoderó de los familiares que llegaron a los alrededores de la cárcel  para tener razones de los suyos.

Ayer, el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario de Cúcuta volvió a ser eco de constantes explosiones y detonaciones de disparos que lanzaban los guardianes para tratar de controlar el motín que se inició, sobre las 8:00 de la mañana.

El desespero se apoderó de los familiares que llegaron a los alrededores de la cárcel  para tener razones de los suyos.

“Yo anoche no pude dormir y cuando esta mañana ya estaba tratando de conciliar el sueño, me enteré de que se formó este problema y de una vez corrí para acá. No sé nada todavía de mi hijo”, dijo una mujer, en medio de las palabras entrecortadas.

Aunque a su alrededor había al menos 50 personas, familiares de los presos, rodeados de policías, la mujer no hallaba ningún consuelo.

Entre tanto, el coronel José Luis Palomino López, comandante de la Policía Metropolitana, arribó al lugar donde escuchó a los familiares y posteriormente ingresó a la cárcel con el fin de apoyar la toma del control en las instalaciones, especialmente en el patio 23, donde se registraron las protestas.

Balas y piedras

En algunos videos que fueron grabados desde el interior de la cárcel por los mismos reclusos, se evidenció el momento en que los guardias disparaban contra los presos desde el techado.

“Nos quieren matar y nosotros no estamos armados, ¿qué es lo que pasa?”, se oye en una de las grabaciones de los internos.

Vea También: Capturado alias 'Páez', señalado de ser el segundo cabecilla de Los Rastrojos

También, mostraron la situación que atraviesan los heridos, tendidos en colchonetas en el piso, con lesiones en las piernas y brazos.

La Policía Metropolitana de Cúcuta desplegó un fuerte operativo para retomar el control, apoyada con drones que mantuvieron a los oficiales de la institución informados de todo lo que pasaba en el centro de reclusión.

En medio de los enfrentamientos resultaron ocho miembros del Esmad, diez guardianes y 18 internos lesionados, dos de estos con heridas abiertas, que fueron trasladados en ambulancias a diferentes centros médicos.

Además, dos presos fueron capturados por violencia contra servidor público.

Una fuente judicial aseguró que, en medio del motín que se vivió ayer, ocurrió algo peculiar entre los presos, pues al parecer, algunos internos de los patios 23 y 24 se enfrentaron a piedras, porque no estaban de acuerdo con lo que estaba ocurriendo.

La misma fuente aseguró que ninguno recibió impactos de bala, solo los ataques con piedras y gases.

Image
La opinión
La Opinión