Escuchar este artículo

Presunto violador de niña intentó hacerla abortar

Miércoles, 28 de Agosto de 2019
Según se conoció, el detenido aprovechó la confianza que tenía con la familia de la pequeña para cometer dichos actos.

El instinto de los papás de una niña que desde mayo sospecharon era víctima de una constante violación, le permitió a la Policía Metropolitana de Cúcuta capturar al presunto responsable.

Se trata de Ever Alexis Riveros Albarracín, de 41 años, quien fue detenido por uniformados de la unidad básica de Investigación Criminal, seccional de Protección, en el barrio Kennedy de la Ciudadela Juan Atalaya, luego de una investigación que permitió descubrir el aberrante abuso sexual al que fue sometida la menor.

“Le dañó la vida a una inocente niña y no le dejó vivir su juventud. Ella no tenía mente para nada de eso que vivió”, dijo el papá de la menor víctima.

Producto de las violaciones, la menor, de 13 años, quedó embarazada.

Según se conoció, Riveros aprovechó la confianza que tenía con la familia de la pequeña para cometer dichos actos.

Intento de aborto

Un investigador judicial cercano al caso, aseguró que el detenido presuntamente huyó con la menor con rumbo desconocido cuando se percató de que ella estaba embarazada, con el fin de obligarla a interrumpirlo.

“Le dio a tomar algunos bebedizos para que abortara, pero finalmente no lo logró”, dijo la fuente judicial.

Luego de recopilar las pruebas contra Riveros, los uniformados tramitaron una orden de captura que fue expedida Juzgado Segundo Penal Municipal de garantías, el pasado 21 de agosto, por el delito de acceso carnal abusivo con menor de 14 años.

Con la orden judicial en su poder, la Policía ubicó al sospechoso y lo arrestó, para posteriormente ser presentado en audiencias de legalización de captura, imputación de cargos y medida de aseguramiento, en las que un juez decidió enviarlo a la cárcel, mientras avanza el proceso en su contra.

Las evidencias

Una conversación en WhatsApp y una carta que le dejó la menor a su familia, fueron aportadas a la investigación que desarrollaron los uniformados.

La desaparición con su agresor, se produjo cuando la mamá de la víctima insistió en llevarla a un centro médico, por las sospechas de un posible embarazo.

En ese momento, los papás de la niña de 13 años iniciaron una búsqueda incansable hasta encontrarla.

La Fiscalía aseguró que el agresor amenazó a la menor de edad con asesinar a su mamá y a sus hermanos, en caso de que lo denunciara. Por esto, solo se descubrieron los abusos cuando quedó en gestación.

Las autoridades continúan con las investigaciones sobre este caso, para descubrir si hay más personas involucradas.

Image
La opinión
La Opinión