Escuchar este artículo

‘Puchis’ cayó por el rastro de sangre en los techos

Miércoles, 23 de Septiembre de 2020
El operativo duró media hora y empezó a las 5:50 de la mañana.

Haberse cortado los dedos, en medio de la huida por el cerco que le tendieron las autoridades, fue lo que permitió la captura de José Nicolás Sánchez Angarita, de 32 años, conocido como Puchis.

En un operativo que duró media hora, la Seccional de Investigación Criminal (Sijín), la Seccional de Inteligencia Policial (Sipol), de la Policía Metropolitana de Cúcuta, en coordinación con soldados de la Trigésima Brigada del Ejército, capturaron a Sánchez, en la calle 18, del barrio Primero de Mayo, de Villa del Rosario.

A las 5:50 de la mañana del sábado 19 de septiembre, los uniformados rodearon la casa donde se escondía ‘Puchis’ y ante la resistencia para que les abrieran la puerta, tuvieron que golpearla y tumbarla para entrar.

Le puede interesar: 

En video quedó registrada la captura de alias 'Puchis'

Sin embargo, cuando los policías y los soldados ingresaron, Sánchez ya había escapado por el techo, pasando por algunas casas vecinas.

“Mientras él huía, se cortó los dedos y por donde pasaba iba dejando el rastro de sangre, por lo que empezamos a seguir ese hilo, hasta que llegamos a un tanque aéreo donde estaba escondido”, explicó una fuente judicial.

No obstante, la ayuda de la comunidad del sector fue fundamental para conocer la ruta de escape del presunto microtraficante de drogas.

Cuando los policías rodearon el tanque, se percataron de que ‘Puchis’ estaba sumergido en el agua, por lo que de inmediato lo sacaron, lo esposaron y le leyeron los derechos de persona capturada.

Los uniformados se incautaron de 3.6 kilos de marihuana que Sánchez lanzó en su huida a una casa vecina.

Terror y amenazas

Según se conoció, Sánchez amenazó a Eugenio Rangel, alcalde de Villa del Rosario y a un grupo de comerciantes de ese municipio, bajo intimidaciones y notas de voz en las que aseguraba que era miembro del Epl, por lo que debían acceder a pagarle una millonaria extorsión.

“Él se hacía pasar como miembro de esa organización y para que la población le creyera, pintaba grafitis en las casas con las siglas del Epl, por lo que con esto generaba temor entre los habitantes”, explicó la fuente.

Sin embargo, el accionar delictivo del detenido no se concentraba solo en las amenazas y extorsiones, sino que las autoridades ya habían adelantado un trabajo de inteligencia, que les permitió establecer que, presuntamente, almacenaba y distribuía droga en los alrededores del barrio Primero de Mayo y, además, traficaba armas.

Por esto, la Sijín solicitó una orden de allanamiento, logrando evidenciar el microtráfico de marihuana, con la incautación de la hierba. Sin embargo, en la diligencia judicial, ‘Puchis’ no tenía armamento.

Los investigadores judiciales adelantan las pesquisas para establecer si el detenido está involucrado en algunos crímenes que han ocurrido en el sector donde fue capturado.

Sánchez Angarita tiene  antecedentes, de 2011, 2013 y 2014, dos de estos por fabricación, tráfico o porte de estupefacientes y uno por violencia contra servidor público.

El detenido y la droga incautada quedaron a disposición de la Fiscalía y posteriormente fue presentado en audiencias de legalización de captura, imputación de cargos y medida de aseguramiento, en las que un juez determinó enviarlo a la cárcel.

La Policía le pidió a la comunidad, que, en caso de reconocer la participación de ‘Puchis’ en otros hechos delictivos, instaure la denuncia correspondiente para fortalecer los argumentos judiciales.

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda