¿Quién desapareció a Henry Pérez en La Gabarra?

Sábado, 26 de Marzo de 2016
El pasado 26 de enero, el líder desapareció de su finca sin que hasta el momento ningún grupo se haya atribuido el hecho. 

¿Será que podemos hablar en la habitación del hotel? No quiero que ‘esa gente’ me vea hablando con usted’.

La cita, que casi no se concreta, era con una lideresa del corregimiento de La Gabarra (Tibú). El motivo, hablar de la desaparición de Henry Pérez, el líder de esta región del departamento al que la tierra parece haberse tragado el pasado 26 de enero en algún punto de la vereda Trocha Ganadera, donde regaba unos cultivos en la finca de su propiedad. 

“Todo lo que le diga es bajo reserva, no quiero que mi nombre salga por ningún lado”, insistió la mujer. Acto seguido, soltó la frase que muchos se niegan a creer, pero que cada día parece tomar más fuerza: lo que queremos es que nos regresen el cuerpo, porque a Henry, lo que se dice, es que ya lo mataron. 

Pérez, un líder que se hizo a pulso en una de las regiones más convulsionadas del país y que sobrevivió al azote de todos los actores armados que se han paseado por La Gabarra impunemente en los últimos 20 años, parece que se había convertido en los últimos meses en eso que Sócrates llamó ‘tábano’, una persona molesta, incómoda.

A Henry no le temblaba la voz ni el pulso para hablar de todos los temas, de los permitidos y los vedados. Tampoco, para gestionar proyectos de toda índole para un corregimiento en el que el Estado sigue empeñado en hacer presencia únicamente a través de las armas. 

Desde la presidencia de Asojuntas de La Gabarra y luego desde Asoprocat (Asociación de Productores del Catatumbo), Henry siempre estuvo tras la consecución de un solo fin: lograr cambiar en la mentalidad de los habitantes de este lugar, que para sobrevivir se tiene que sembrar coca. 

De hecho, en la tierra que ahora parece habérselo tragado, esa es una de las hipótesis que ha circulado sobre su desaparición. Según algunas personas entrevistadas por La Opinión, todas bajo la condición de mantener su nombre en reserva, a Henry la guerrilla le terminó cobrando el que se opusiera al cultivo de coca en La Gabarra. Más exactamente, el Eln.

“Él buscaba que los campesinos de la región sustituyeran los cultivos de coca por otros productos, como la piña, pero se encontró con una oposición muy fuerte por parte de la guerrilla del Eln, que insiste en sembrar en la zona”, aseguró una de las fuentes entrevistadas para este trabajo.

Otro líder afirmó que es esta guerrilla, el Eln, es la que más resistencia ha puesto a la sustitución de los cultivos de coca en la región, “pues hasta las Farc están diciendo que no siembren más y a los que tienen dos hectáreas de coca sembradas no les están permitiendo ampliar sus cultivos; dos hectáreas es el máximo permitido”. 

Sin embargo, la guerrilla del Eln es la única que hasta el momento se ha pronunciado por la desaparición de Henry. En un escueto comunicado afirmó no tener ningún tipo de relación con lo sucedido. 

(El Eln es uno de los grupos señalados de haber desaparecido a Henry. Sin embargo, a través de un comunicado, esta guerrilla desmintió los señalamientos. Foto: Archivo)

“Sé que algunas personas de aquí fueron a hablar con las Farc y ellas dijeron que tampoco lo tenían. El problema es que les dijeron que les preguntaran a Los Peludos (Epl), de quien nadie sospechaba que pudieran estar involucrados en esto”, aseguró un líder de la zona. 

Los Peludos, como se les conoce a los guerrilleros del Epl en el Catatumbo, desde hace tiempo han intentado ganar terreno en Tibú y, más exactamente, en La Gabarra, por donde obtendrían un corredor estratégico hacia la frontera con Venezuela para sacar droga. Su participación en la desaparición de Henry, por ahora, es un rumor, una hipótesis más, de las 6 que se manejan en la zona.

Otra más, señala que el día de su desaparición, Henry se había puesto cita con un habitante de La Gabarra a quien conocen como ‘Chucho Madres’ (*).

Sin embargo, confrontado por otros habitantes del corregimiento, este sujeto negó haberse visto con él, aunque sí confirmó que ambos habían pactado un encuentro aquél día. 

“Sobre ‘Chucho Madres’ prefiero no decir nada; eso me puede meter en problemas aquí”, sostuvo una líder a la que se le consultó sobre esta persona. Ni siquiera el nombre quiso revelar. “No lo sé, todos le dicen así. Es lo único que puedo decirle”, agregó.

(Henry Pérez completó, el pasado sábado, dos meses desaparecido.)

Finalmente, una última hipótesis apunta a que Henry habría tenido problemas con un grupo de personas que estarían haciendo algún tipo de explotación minera cerca a su propiedad, la misma en la que desapareció.

“Ese es otro rumor que corrió luego de que él se esfumó. Como que por allá se enfrentó con unos que están buscando dizque oro o algo así y eso le trajo problemas. Primero una advertencia y luego, vea, lo desaparecieron”, agregó un amigo del líder. 

Cierto o no, la única certeza que existe por ahora en La Gabarra es que a Henry lo desaparecieron por su trabajo, por lo que decía, por lo que hacía. 

“El trabajo de los que de alguna manera ejercemos algún tipo de liderazgo en esta zona se ha vuelto peligroso. Para reunirnos casi que nos toca a escondidas porque los grupos que hacen presencia aquí se fastidian por todo. Creen que uno está conspirando en contra de ellos o que los va a denunciar”, señaló otro líder de la región.

En La Gabarra, los últimos días no han sido fáciles. Hace apenas una semana, el Eln obligó al contratista que construye el megacolegio en este corregimiento, a suspender la obra hasta tanto no les haga un pago por 400 millones de pesos para permitirles continuar con su construcción. En este megacolegio, que beneficiará a más de 1.620 estudiantes de la zona, laboraban 120 empleados que tuvieron que irse a casa hasta nueva orden.

“Que la guerrilla del Eln obligue a suspender una obra que solo va a traer beneficios para los niños del pueblo, muestra cuán degradado está el conflicto en esta zona del país. Allá en Cuba pueden firmar la paz con las Farc, pero la verdad es que aquí, el Eln, es el que nos está haciendo la vida imposible en estos momentos”, finalizó diciendo un líder al que, según denunció, le va a tocar irse a vivir a otro lugar por las presiones que ha recibido por parte de este grupo. 

(*) El nombre de esta persona no fue revelado por las fuentes con las que se contó para esta publicación.

Image
Jhon Jairo Jácome Ramírez