Escuchar este artículo

Quieren que la masacre de ‘El Águila’ no quede impune

Las familias no han recibido información sobre avances en la investigación

Los planes que Jesús Gabriel Reyes Ramírez, conocido como ‘Quillo’, y su esposa tenían para celebrar los 17 años que llevaban viviendo juntos, el cumpleaños de él y el de uno de sus tres hijos, quedaron empañados por el dolor y la tristeza, luego de su asesinato.


Lea: Dos balazos le dieron a ‘Pechuga’ en Villa del Rosario


A Reyes Ramírez le dispararon en la cabeza el 18 de noviembre de 2022 y murió el 3 de diciembre en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de una clínica de Cúcuta.

‘Quillo’ fue asesinado junto con Brandon Stiwar Ortiz Santander, de 18 años, y Manuel Jesús Quintana Vergel, de 32, cuando recogían unos ladrillos en la trocha ‘El Águila’, ubicada por el Anillo Vial Oriental, cerca de un centro comercial.

Para la mujer y sus hijos, de 16, 12 y 9 años, esa fue la peor noticia que hayan podido recibir y lo peor de todo es que aún las autoridades no les han dicho nada sobre los avances de la investigación de esta masacre.

“Nadie nos ha llamado para decirnos algún avance en la investigación, nosotros no hemos tenido consuelo en estas semanas, porque a él le dispararon y todo se nos olvidó, no hubo un diciembre, ni el cumpleaños de él (26 de noviembre) lo pudimos celebrar, porque Jesús estaba en la UCI”, dijo con la voz entrecortada la esposa de la víctima.

Amigos hasta la muerte

El cariño que se tenían Jesús Gabriel y Brandon Stiwar fue evidente siempre, ellos andaban juntos y hasta las dos familias se reunían a veces para compartir, como sucedió un día antes del trágico hecho, que comieron juntos.

Al día siguiente, ‘Quillo’ se levantó a las 5:00 de la mañana y se fue con Brandon y otras personas en una volqueta verde para ‘El Águila’ a limpiar unos ladrillos y llevárselos para hacer unos arreglos a una vivienda.

Hacia las 12:30 p. m., a la mujer la llamaron para decirle que habían matado a dos de los acompañante de su esposo, pero que ‘Quillo’ quedo herido. Ella se desesperó y salió rápidamente, paró un taxi y se fue para el Hospital Universitario Erasmo Meoz, donde se encontraba Jesús.


Entérese: Al ‘Zorro’ lo mataron de un tiro en la cabeza en Antonia Santos


“Yo estaba haciendo el almuerzo, cuando recibí la llamada, me desesperé y me fui para el hospital, de ahí, a él lo trasladaron para la clínica donde murió. En la mañana estuve en el colegio matriculando a los niños…”, indicó.

Y añadió que ella le había preguntado a ‘Quillo’ si esa trocha era peligrosa, pero la respuesta que él le dio fue que se tranquilizara porque ya había ido antes allá y no le había pasado nada, además que con los ladrillos evitaban que su humilde casa, que es de tablas con láminas de zinc, se inundara cada vez que lloviera.

Así se dio el hecho

Cuando Brandon, Jesús, Manuel y otras cuatro personas limpiaban los ladrillos, aparecieron dos hombres armados, quienes comenzaron a pedirles explicación de por qué estaban ahí.

Aunque una de las víctimas les dijo a los pistoleros que ellos eran unos areneros que estaban limpiando los ladrillos, para luego montarlos a la volqueta, uno de los agresores les dijo que se arrodillaran.

Uno de los pistoleros le indicó a Jesús Quintana Vergel que se levantara, porque el ‘patrón’ quería hablar con él, él se puso de pie y se fue con el hombre, mientras el otro desconocido cuidaba al resto del grupo.

Quintana Vergel alcanzó a dar un par de pasos, cuando el desconocido accionó su arma, matándolo sobre los escombros. Los otros cinco hombres se levantaron y uno de ellos empujó a quien los cuidaba, tirándolo al piso, ahí aprovecharon para correr hacia diferentes lados.

Ante eso, los dos hombres armados comenzaron a dispararles a todos, logrando matar a Brandon Ortiz e hiriendo a ‘Quillo’ y a otro hombre. Por suerte, las otras dos personas no recibieron ninguna herida y se escondieron entre el rastrojo, luego salieron para darle aviso a las autoridades.

‘Esperamos los resultados de la necropsia’

La esposa de Jesús Gabriel Reyes aseguró que espera que Medicina Legal les entregue los resultados de la necropsia de su marido, de 33 años.

“Una familiar presenció cuando a Jesús lo bajaron de la UCI para otro sector de la clínica sin nuestra autorización, además, a él a veces, presuntamente, no le daban los medicamentos y eso pudo ocasionar que empeorara. Esperamos los resultados de la necropsia, para saber, aunque es lógico que la herida fue mortal, afectó la mitad del cerebro de mi marido”, señaló la mujer.

Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión
Sábado, 7 de Enero de 2023

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión