Escuchar este artículo

'Quillo', entre la vida y la muerte por ataque a bala en la trocha El Águila

Jesús Gabriel Reyes recibió un impacto de bala en la cabeza.

En los rostros de los familiares de Jesús Gabriel Reyes, conocido como ‘Quillo’, se refleja dolor, angustia y hasta resignación, mientras no dejan de orar para que él se recupere, tras recibir un impacto de bala en la cabeza, en el ataque que se registró el pasado viernes, en la trocha El Águila, que dejó a dos de sus vecinos y amigos muertos.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


El hombre, de 32 años, es el sustento de su esposa y sus tres hijos menores de edad. El único consuelo que ahora tienen es abrazarse y mantener muy firme la convicción de que su ser querido es una persona honesta, trabajadora y responsable de su hogar.

“Si uno supiera que está metido en problemas, que le gusta robar o hacerle daño a la gente, pues se entendería que le pase eso, pero él lo único que hace es trabajar para sus hijos, es reconocido por ser un buen hombre y trabajador”, explicó una de sus familiares.


Lea aquí: A Mario Mora lo mataron a bala en Atalaya


Reyes trabaja en un lavadero de carros, frente a un reconocido centro comercial. Sin embargo, el día del hecho, él le propuso a varios de sus amigos y vecinos que fueran a limpiar y a recoger un lote de ladrillos que había visto en la trocha El Águila, que está ubicada en el Anillo Vial Oriental.

Según se conoció, Jesús Gabriel tuvo la idea de llevar algunos de estos ladrillos para su casa, que es de tabla y zinc, con el fin de evitar que cada vez que lloviera se inundara la improvisada vivienda, donde vive con sus hijos.

El presagio que tuvieron sus familiares, de que este sector era peligroso y que podría pasar algo, no fue tenido en cuenta por Jesús Reyes, quien les aseguró que solo irían por los ladrillos y volverían pronto.

“Él siempre me ha dicho que debemos luchar por nuestros hijos. Desde hace mucho tiempo sueña con construirnos una casa y para eso estaba trabajando”, recordó la pareja sentimental de Jesús Reyes.
 

Image
homicidio
 
La muerte

A pocos metros de la casa donde vive Jesús Gabriel, vivía su amigo Brandon Stiwar Ortiz Santander, de 18 años, quien murió en ese mismo hecho.

La vivienda está adornada con arreglos florales, mientras que ni su familia ni los demás vecinos entienden por qué los atacaron de esa manera despiadada, sin ni siquiera darles la oportunidad de salir de la trocha.

Brandon y Jesús Gabriel eran buenos amigos. Se trataban como hermanos, tanto que entre las dos familias se ayudaban mutuamente y siempre se compartían un plato de comida.


Lea también: A la cárcel por un crimen en el Espíritu Santo


“Mi esposo mantenía siempre en la casa de Brandon, quien también era el mejor amigo de mi hijo mayor. Justo la noche anterior al hecho, él estuvo acá en la casa y jugamos, nos reímos, todo estaba tan bien, que parece increíble todo esto”, recordó la compañera sentimental de Jesús Reyes.

Ortiz Santander había llegado proveniente de Bogotá dos días antes de su muerte y decidió acompañar a Jesús Gabriel, junto con cuatro personas más, para recoger los ladrillos.

En el hecho también murió Manuel Jesús Quintana Vergel, de 32 años, conocido por las otras víctimas.

Los familiares de estas personas aseguraron que hasta el momento no han tenido ninguna respuesta por parte de las autoridades, por lo que les exigieron que se adelanten las pesquisas para esclarecer el hecho.


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión
Jueves, 24 de Noviembre de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Temas del día