Escuchar este artículo

Rurro, detrás de homicidios y extorsiones en La Parada

Lunes, 3 de Septiembre de 2018
El homicidio de Cristian Ruiz dejó al descubierto la acción criminal de un hombre conocido como Rurro. 

El reciente homicidio del venezolano Cristian Alejandro Ruiz Adrián, registrado la noche del domingo, en La Parada, dejó al descubierto una nueva acción criminal de un hombre conocido por la Policía Metropolitana de Cúcuta como Rurro, quien estaría ordenando extorsiones y asesinatos en esta zona de frontera.

Los funcionarios de la Seccional de Investigación Criminal (Sijín) le siguen el rastro a este temible delincuente que -según se conoció- extiende su imperio en La Parada y en territorio venezolano, tras reemplazar a Deivy Alejandro Leal Duarte, Pakistán, quien fue capturado por la Mecuc, en junio de este año, señalado de ser el máximo cabecilla de la banda La Frontera.

Dicha banda lideraba el cobro de extorsiones, dominaba el microtráfico, cometía homicidios y desplazamientos forzados en La Parada, resaltó la Policía. 

“Sin embargo, en dos fases, fueron capturados al menos 22 miembros de esa organización (diciembre de 2017 a junio de este año). Esta banda criminal estuvo implicada en al menos nueve crímenes registrados en Villa del Rosario”, indican las autoridades.

El coronel Javier Barrera, comandante de la Mecuc, ofreció una recompensa de hasta $10 millones, por la información que conlleve a la captura de Rurro.

Le puede interesar Nuevo crimen en la trocha Los Mangos de La Parada

¿Quién era la víctima?

Ruiz Adrián era un venezolano de 24 años, que hace casi un año arribó a La Parada, proveniente del vecino país, escapando de la crisis social y económica que atraviesa Venezuela. En Colombia, se dedicaba a reciclar material con su cuñada.

Hace ocho meses se convirtió en papá y actualmente vivía con su pareja, su hijo, una hijastra y otros familiares.

El pasado domingo, Ruiz estuvo con su familia disfrutando de una tarde en el parque y cuando regresó a su casa, se quitó la camisa y se puso a preparar unas arepas para la cena.

En ese momento, un desconocido entró hasta la cocina, donde estaba la víctima y la atacó con dos balazos en el pecho, que le costaron la vida.

Aunque Ruiz fue trasladado al hospital de Villa del Rosario, finalmente murió por la gravedad de las heridas. La familia aseguró que no tenía amenazas.

Image
La opinión
La Opinión