Escuchar este artículo

Salió a arreglar el carro y lo mataron en Villa del Rosario

Miércoles, 23 de Diciembre de 2020
Dos hombres en una moto le dispararon de manera indiscriminada a Robinson José Castillo, de 23 años.

La mamá y otro familiar de Robinson José Castillo Pérez, de 23 años, quien fue asesinado la mañana de este miércoles en Villa del Rosario, se consolaban mutuamente, en medio de abrazos y lágrimas, afuera del Hospital Jorge Cristo Sahium de ese municipio del área metropolitana de Cúcuta, adonde llegó sin vida su ser querido.

A un costado del centro médico permanecían los dolientes, sin comprender qué pudo desencadenar el ataque a bala que acabó con la vida de Castillo, mientras que los investigadores de la Brigada Interinstitucional de Homicidios (Brinho) adelantaban la inspección y el levantamiento del cadáver.

Según se conoció, Castillo Pérez salió, al parecer, a arreglarle los frenos a su carro marca Ford Fiesta, por lo que se encontró con un amigo y cuando se movilizaban sobre la calle 20 con carrera 14, del barrio San José, en el Municipio Histórico, dos hombres en una motocicleta le dispararon de manera indiscriminada.

La víctima recibió tres impactos de bala, mientras que su acompañante resultó ileso, y fue este último el que trasladó a Robinson José al centro médico, adonde llegó sin vida.

El cadáver de Castillo quedó tendido dentro del vehículo, hasta donde arribaron los peritos forenses para adelantar la inspección técnica.

Según los dolientes, Robinson Castillo era comerciante de ropa y desde hacía cuatro años llegó a vivir a Villa del Rosario, proveniente de Venezuela. Era el mayor de seis hermanos y dejó una hija de 2 años.

Entre los recuerdos de la familia de Robinson José, quedarán guardados para siempre los gestos de alegría a los que él los tenía acostumbrados.

“Era un muchacho alegre, se hacía querer de todas las personas. No sabemos qué pudo haber pasado”, dijo uno de los familiares.

Las hipótesis
Sin embargo, extraoficialmente se conoció que la víctima tuvo un problema recientemente con una mujer, por lo que no se descarta cualquier hipótesis.

Además, hace aproximadamente dos meses, a Castillo le intentaron robar el carro aparentemente.

Sin embargo, serán las autoridades las que tendrán que esclarecer los móviles del crimen para avanzar en las pesquisas y determinar quiénes fueron los autores intelectuales y materiales del homicidio.

Otro asesinato

Félix Abraham Martínez Acosta, de 24 años, fue asesinado la noche del lunes en un andén de la urbanización Torres de Buena Vista, también en Villa del Rosario.

Martínez residía en ese conjunto y a las 6:50 de la tarde, cuando departía afuera del salón comunal con una joven y otro hombre, se registró el ataque a bala.

“Ellos estaban ahí y lo que hemos podido saber es que cuando la acompañante se retiró a la tienda, escuchó dos disparos, al regresar lo encontró muerto”, dijo una fuente judicial.

La víctima recibió una bala en la parte derecha de la cabeza y otra más en el cuello.

El pleito

Las autoridades adelantan la búsqueda del hombre que acompañaba a Martínez y quien sería el principal sospechoso de haberle quitado la vida.

“Sabemos que estaban peleando por $5.000 mil y por una correa. La víctima, al parecer, no quiso pagar y el otro hombre reaccionó quitándole la vida”, dijo la fuente.

Vida criminal
Martínez, también conocido como ‘Cáscara’, había sido capturado en mayo de 2016 y fue condenado a cuatro años de prisión que pagó por concierto para delinquir agravado, tras ser señalado con otros hombres de integrar el Clan Úsuga.

Además, en diciembre de 2018, fue detenido por ser presuntamente el autor de un homicidio que ocurrió en el barrio Santander de Villa del Rosario, en marzo de 2016.

¿Y las estrategias para frenar los asesinatos?

Cabe resaltar que Villa del Rosario es el tercer municipio con más homicidios en Norte de Santander, pues con el crimen de Robinson Castillo van 43 asesinatos, mientras que en 2019 solo iban 36.

A pesar de que, a cada caso llega una veintena de investigadores a indagar sobre lo sucedido, hasta el momento son muy poco los hechos que han sido resueltos por las autoridades judiciales. Lo peor de todo es que la oleada violenta no frenará.

Image
La opinión
La Opinión