Escuchar este artículo

Se robaron los fusiles de los policías asesinados

Martes, 16 de Julio de 2019
Fueron víctimas de una emboscada, el lunes a las 9:15 de la mañana.

Las responsables de acabar con la vida de los subintendentes Omar Cristóbal Archila Briceño y Arbey Alfonso Rativa también se robaron sus fusiles de dotación.

Los uniformados, adscritos a la Policía de Tránsito y Transporte, fueron víctimas de una emboscada, el lunes a las 9:15 de la mañana, cuando se desplazaban, de últimos, en una caravana motorizada en la vía entre Ocaña y Ábrego. 

Lea: Dos policías muertos deja ataque en La Ermita, Ocaña

El coronel Fabián Ospina Gutiérrez, comandante del Departamento de Policía en Norte de Santander, condenó la acción criminal en el sector conocido como La Ermita.

“Los uniformados adelantaban labores de patrullaje en pro de garantizar la seguridad de los habitantes de la región cuando fueron atacados con armas de fuego. En esta zona del país delinque el Eln”, señaló el oficial.

Según se conoció, en una curva aparecieron  hombres armados, con fusil, quienes abrieron fuego contra de los uniformados. 

Desde lo alto de la montaña lanzaron explosivos, aseguran vecinos de la zona quienes pensaban que era pólvora por la celebración de las fiestas de la Virgen del Carmen. 

Las autoridades ubicaron artefactos explosivos que fueron neutralizados de manera controlada, razón por la cual la vía estuvo cerrada.  En la zona también operan miembros de Los Pelusos, pero hasta el cierre de esta edición  ningún grupo armado se ha atribuido el ataque.

El subintendente Archila Briceño era natural de San Diego (Cesar) y llevaba 17 años y 3 meses en la Policía. Por su parte, el subintendente Alfonso Rativa era oriundo de Bogotá y contaba 10 años y 2 meses de servicio.

Image
La opinión
La Opinión

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda