Escuchar este artículo

Siguen los asesinatos en el centro de Cúcuta

Sábado, 20 de Noviembre de 2021
La víctima fue asesinada hacia las 11:45 de la mañana, en la avenida 5 entre calles 15 y 16

“La inseguridad de Cúcuta está desbordada”. “¿Quién nos salvará?”. “¿Dónde está la Policía?”, son algunos de los comentarios que ayer se escucharon de la veintena de curiosos que rodeó el cadáver de Jefferson Andrés Montañez Contreras y que afanosamente trataba de saber qué había pasado.


Le puede interesar: Cuatro heridos tras volcarse una buseta en Cúcuta

Este hombre, de 27 años, fue asesinado hacia las 11:45 de la mañana, en la avenida 5 entre calles 15 y 16, del barrio La Cabrera, en plena zona céntrica de Cúcuta.

Día tras día, los criminales y delincuentes cometen sus fechorías, sin importar que sea de noche o día, y andan armados tranquilamente por las calles de la capital de Norte de Santander.

Este lamentable hecho se registró justo al frente de varios restaurantes, cuando varias personas almorzaban.

El cuerpo de Montañez Contreras quedó a un costado de esta importante arteria vial de la ciudad, mientras la motocicleta en la que se movilizaba quedó tirada a unos cuantos metros y alrededor se podían ver las nueve vainillas que fueron percutidas por el arma del homicida.

Homicidio.

Cita con la muerte

Los investigadores de la Brigada Interinstitucional de Homicidios (Brinho) conocieron que a Jefferson Andrés lo habría citado una mujer a ese punto donde lo asesinaron.

Según versiones recopiladas por las autoridades, la víctima dejó a su pareja sentimental en un centro comercial cercano y se fue a cumplir la cita que le habían hecho, para hablar algunas situaciones personales.

Jefferson Montañez, según testigos, subió en contravía por la avenida 5 con calle 15 y al faltarle unos 30 metros para llegar a la esquina, fue interceptado por otro motorizado, que sacó una pistola y disparó en por lo menos 9 oportunidades.


Conozca: ¿Quién cuida a los habitantes de Convención?

El pistolero que iba en una moto Bera Socialista, de color vinotinto, de placa AB9087T, al ver caer muerto a su objetivo, emprendió la huida hacia el canal que conecta a los barrios La Cabrera, Cuberos Niño y Santo Domingo.

Según versiones, el asesino iba acompañado por otro motorizado, que lo escoltó, para evitar que lo capturaran.

Pero cuando el asesino llegó a la avenida 5 con calle 19, del barrio La Cabrera, perdió el control de la moto y se cayó, por lo que optó por dejar abandonado el vehículo y huyó con su compinche.

Cuando la Policía Metropolitana (Mecuc) se enteró del hecho, llegó al sitio donde quedó el cadáver y de inmediato recogió algunas versiones de lo sucedido y características del pistolero, por lo que se inició la búsqueda por los alrededores y halló la moto del sicario.

El mayor Andrés Cortés, comandante del primer distrito de la Mecuc, aseguró que estaban haciendo el esfuerzo para capturar a los responsables de este nuevo homicidio que se dio en la zona céntrica de Cúcuta, pues al ser una zona con cámaras en varios sectores, esperan tenerlos identificados en poco tiempo.

Desplegaremos toda la capacidad investigativa para dar con la ubicación y captura de estos delincuentes”, concluyó el oficial.

Homicidio.

Momentos de dolor

Con el pasar de los minutos, uno a uno de los familiares de Jefferson Andrés fueron llegando, y con sus manos en la cabeza y evidente tristeza, se lamentaban del hecho en silencio, mientras hablaban con los uniformados.

Sin embargo, fue hasta que la pareja sentimental de la víctima llegó, que el dolor y el llanto se hicieron más fuertes en los familiares. Ella, en medio de la tristeza y negación, corrió a abrazar al cuerpo sin vida, esperando que la noticia del fallecimiento de Jefferson no fuera real.

La víctima, según las autoridades, tenía heridas en el abdomen, el brazo izquierdo y en la cabeza. Asimismo, el mayor Cortés dijo que el homicidio se dio por un posible ajuste de cuentas, pues al revisar el sistema judicial, las autoridades comprobaron que Jefferson Montañez tenía antecedentes penales por hurto calificado y agravado, además de porte ilegal de armas, en 2016.


Siga leyendo: 17 detenidos se fugaron de un CAI en Cúcuta

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas