Escuchar este artículo

A su regreso a Cúcuta, minero amenazado fue asesinado

Miércoles, 14 de Agosto de 2019
Jason Javier Prieto, quien este jueves cumpliría 22 años, no alcanzó a ver su mamá.

Las amenazas de muerte que recibió Jason Javier Prieto Álvarez en octubre de 2018, cuando tuvo un problema con un hombre, al parecer, se materializaron la tarde del pasado martes, tras ser asesinado a balazos en el barrio Trigal del Norte.

Prieto no alcanzó a disfrutar ni siquiera un día luego de retornar a Cúcuta desde Cundinamarca, donde decidió buscar nuevos rumbos para alejarse del inminente peligro que corría en la capital de Norte de Santander.

Aunque pretendió darle una sorpresa a su familia para celebrar este jueves su cumpleaños, no lo logró.

Le puede interesar Un muerto y una mujer herida por ataque a bala en la Diagonal Santander

“No nos dijo a todos que vendría. Llamó a mi mamá y fue a la casa, pero ella no estaba y ninguno lo pudo ver. Luego, salió a verse con los amigos y ahí ocurrió todo”, recordó una de las hermanas de Prieto, en medio de lágrimas y gestos de dolor.

La víctima, trabajadora en minas de carbón, fue atacada por desconocidos a balazos, impactándole la cabeza, lo que finalmente le causó la muerte en el hospital Erasmo Meoz. 

El hecho ocurrió en la calle 7A con avenida 1.

Lea además Asesinan a expresidiario y a joven que estaba amenazado

Justicia

Los dolientes de Prieto les pidieron a las autoridades que se investigue el crimen y que ubiquen al responsable de este hecho.

“En el lugar donde ocurrió eso hay cámaras y esperamos que puedan dar con el responsable. Queremos que investiguen todo y que no haya impunidad”, dijo la familiar.

Prieto era el tercero de cinco hijos y hoy estaría cumpliendo 22 años. 

Sus familiares adelantaron los trámites para reclamar el cadáver y darle el último adiós.

Tentativa de homicidio

(En esta calle del barrio prados del este ocurrió el atentado a balazos contra Yeineth García.)

En otro caso, en la noche del martes, Yeineth García Jaimes, de 29 años, sufrió un atentado a balazos en el barrio Prados del Este.

Según se conoció, cuando García arribó a su casa ubicada en la calle 7 con avenida 5 de este sector de la ciudad, en su carro, un desconocido se le acercó en una motocicleta venezolana Bera Socialista y lo atacó de al menos cuatro disparos.

García recibió un impacto en el abdomen y dos en el antebrazo izquierdo. El pronóstico es reservado.

“Cuando le empezaron a disparar, él se corrió hacia el otro asiento delantero y puso el brazo como tapándose la cara y por eso las balas lo impactaron en el antebrazo”, comentó una fuente judicial.

Mientras que el pistolero huyó de la escena del ataque, García, quien es pensionado del Ejército, arribó a la clínica Medical Duarte donde es atendido.

Image
La opinión
La Opinión