Escuchar este artículo

Terminó de trabajar y llegó a encontrarse con la muerte

Lunes, 24 de Mayo de 2021
Jonathan Antonio Dávila Villamizar fue asesinado en La Parada.

Aunque la esposa de Jonathan Antonio Dávila Villamizar tiene muy presente esos momentos de felicidad que vivió junto con él, no puede ocultar la tristeza y resignación que hoy siente.

Las lágrimas rodean el rostro de la mujer y mientras toma aire, exalta su pecho asegurando que Jonathan era un buen hombre, “echado pa´lante y muy alegre”.

Dávila Villamizar fue la reciente víctima de un hecho violento que se registró la tarde del sábado, en La Parada, de Villa del Rosario, cuando estaba sentado tomando cerveza con un grupo de amigos.

Hasta la mesa en la que estaba Jonathan Antonio llegó un pistolero que descargó su proveedor, según la familiar, contra todos los hombres que estaban sentados en ese lugar.

Sin embargo, Dávila Villamizar recibió varios de los disparos que hizo el agresor y no pudo sobrevivir al ataque con sevicia.

En el hecho también resultó herido el cartagenero Roger Chico Acevedo, quien se recupera de las lesiones en un centro asistencial.

La familia

Jhonatan Antonio Dávila dejó tres hijos menores de edad, entre estos, a una niña, que hoy lamentan la pérdida de su amado papá.

“Él era un papá dedicado a su hogar y responsable. Se caracterizaba por siempre tener una sonrisa y sacarle provecho a las oportunidades en la vida”, recordó uno de los familiares.

Los dolientes les pidieron a las autoridades que se adelanten las investigaciones correspondientes para esclarecer el hecho, porque según ellos, Dávila no tenía ningún problema ni amenaza, que pudieran desencadenar en el indiscriminado ataque a bala.

“Esto hay que aclararlo, porque él no debía nada, no se metía con nadie, era honesto, trabajador y responsable”, insistió una de las familiares.

La cita

Según la esposa de la víctima, minutos antes de ocurrir el hecho, tuvieron una conversación por teléfono, en la que él le aseguró que, después de salir de trabajar, iría al lugar donde finalmente fue asesinado, para encontrarse con un primo.

La mujer sostuvo que su amado esposo no le manifestó nada extraño y que todo parecía transcurrir en medio de la normalidad.

Dávila trabajaba en una empresa de aluminio en Villa del Rosario, de donde también era oriundo.

Los familiares pudieron conocer que él tenía pocos minutos de haber llegado al lugar, cuando el pistolero se acercó a la mesa y empezó a disparar contra las personas que estaban ahí.

Las pesquisas

Desde que se cometió el crimen, los investigadores de la Brigada Interinstitucional de Homicidios (Brinho) adelantaron las pesquisas en el lugar, donde recolectaron al menos once vainillas que fueron aportadas a la investigación.

Asimismo, recopilaron los videos de las cámaras de seguridad que están ubicadas en el lugar, que servirán para seguirles el rastro a los autores del hecho.

“Las autoridades deben actuar rápido y no esperar a que todo se pierda. Tienen videos y así es mucho más fácil para que atrapen a los responsables”, dijo un habitante de Villa del Rosario, que también lamentó los hechos de violencia que se cometen en este municipio.

Image
La opinión
La Opinión