Testimonio de herido tras enfrentamientos en el Alto de los Compadres

Miércoles, 8 de Julio de 2020
El volquetero Amilcar Andrés Ortega recordó el hecho ocurrido en la vía Cúcuta-Santiago.

“Me dispararon y ni siquiera me pararon. Yo solo vi una moto adelante mío”, esos fueron los primeros relatos que le entregó Amilcar Andrés Ortega Peñuela, el conductor de una volqueta que resultó herido de un disparo en un glúteo, la noche del lunes, a los soldados de la Trigésima Brigada del Ejército que lo atendieron.

El hecho ocurrió en el sector conocido como Alto de los Compadres, en medio de un retén ilegal de Los Pelusos, en la vía Cúcuta-Santiago.

Según se conoció, un grupo de al menos seis integrantes de esta organización, entre estos, una mujer, que portaban armas cortas, salió a la vía y marcó algunos vehículos con las siglas del Epl y quemó dos volquetas que transitaban por este lugar.

Los militares del Batallón García Rovira que estaban en operaciones de control para garantizar la seguridad en las vías oyeron algunos disparos, por lo que de inmediato arribaron al lugar y encontraron al conductor herido, brindándole los primeros auxilios para posteriormente trasladarlo a un centro médico en Cúcuta.

Cuando los presuntos pelusos que alteraron el orden público en esta zona de la región se percataron de la presencia de los soldados, huyeron del lugar, por lo que no se registraron capturas ni enfrentamientos.

El coronel Hebert Garzón Rey, comandante de la Trigésima Brigada del Ejército, aseguró que la rápida reacción de los uniformados frustró la quema del vehículo en el que se movilizaba el conductor herido.

Asimismo, insistió en que continuarán las operaciones de control en esta zona para contrarrestar los hechos de violencia por parte de los grupos armados ilegales.

Entre tanto, el coronel Jhon Alzate, comandante de la Policía de Norte de Santander, dijo que Los Pelusos interceptaron vehículos de servicio público y particular en la vía.

El oficial resaltó que en lo corrido del año, en medio de los esfuerzos de la Policía, el Ejército y la Fiscalía, han permitido capturar al menos a ocho cabecillas de esta organización que se financia a través del narcotráfico.

Estos hechos probablemente son retaliaciones por los golpes que las autoridades le han dado a Los Pelusos a lo largo y ancho de la región.

Cabe recordar que esta organización armada ilegal mantiene alianzas de narcotráfico con la banda criminal Los Rastrojos, que concentra su fortín en Puerto Santander y la zona de frontera con Venezuela, generando millonarias ganancias.