Escuchar este artículo

Tres versiones sobre el ataque de un soldado a una mujer y dos niñas en Sardinata

Jueves, 27 de Mayo de 2021
El militar fue capturado y las autoridades tratan de establecer si violó a una de las pequeñas antes de cometer el homicidio.

En Sardinata, una población que está a menos de dos horas de Cúcuta, ayer se sentía un ambiente lleno de tristeza, dolor y rabia.

Todo por cuenta de un hecho atroz que estremeció a gran parte de este municipio, que es la puerta de entrada al Catatumbo, protagonizado por un soldado, adscrito a una unidad de la Fuerza de Tarea Vulcano que se encuentra en ese lugar.

La lamentable historia se dio el martes, hacia las 11:30 de la noche, en la carrera 6 con calle 7, del barrio San Francisco, de esa población.

Una horrible noche

Dentro de una casa de fachada azul, con puertas blancas, que está a menos de 40 metros de la estación de Policía y de la guarnición militar, dos instituciones que tienen a su cargo la seguridad de Sardinata, fue que se registró el hecho.

En ese lugar, el soldado Luis Daniel Correa Mena, de 25 años, oriundo de Chigorodó (Antioquia), mató a Daira Zuleima Zuanare Méndez, también de 25, y, además, habría violado a una niña de 2 años, mientras que la otra menor de 5, salió ilesa, pero muy afectada psicológicamente.

A pesar de que en la vivienda donde ocurrió el dramático hecho está tan cerca de las instalaciones policiales y militares, nadie pudo evitar el feminicidio y el ataque contra las dos pequeñas, hijas de la mujer asesinada.

Hasta el cierre de esta edición, la Policía y el Ejército solo se limitaron a decir que todo estaba bajo reserva y que la información oficial quedó reflejada en un escueto comunicado de prensa que envió la Fuerza de Tarea Vulcano.

Sin embargo, algunos habitantes de ese lugar señalaron que antes de la medianoche del martes se escucharon los gritos de la mujer, pidiendo que no le hiciera nada a la niña y luego sintieron varios golpes y finalmente la Policía llegó, encontrando esa terrorífica escena.

Tres versiones

Extraoficialmente se pudo conocer que habría tres versiones de lo sucedido. Una de ellas  indica que todo se inició cuando Correa Mena entró a la casa donde estaba Daira Zuleima con sus dos hijas. El asesino, que, supuestamente mantenía una relación sentimental con la mujer, se metió por la parte de atrás de la residencia, aprovechando la oscuridad y la soledad del lugar y la práctica que tenía para ingresar de esta manera.

Una vez estuvo dentro de la residencia, habría tenido un altercado con Daira Zuanare, al parecer, por celos. Los ánimos se caldearon a tal punto, que Luis Daniel golpeó a la mujer y a la niña de 2 años, luego tomó un cuchillo y mató a su amante, además, presuntamente violó a la otra menor de edad.

“Entre lo poco que se ha escuchado es que el soldado le encontró una conversación por WhatsApp a ella y le hizo el reclamo, por eso llegó enfurecido a la casa, amarró a la mujer y a la niña más pequeña, luego violó a la otra niña, diciendo que ahora ella (Daira), sentiría lo que él estaba sufriendo”, sostuvo una habitante de Sardinata.

Agregó: “la mujer al ver eso, comenzó a gritar que no lo hiciera. Al parecer, los gritos se alcanzaron a escuchar hasta la estación de Policía y cuando varios uniformados fueron a ver qué pasaba y tocaron a la puerta, el soldado la mató a ella y golpeó a la otra menor”.

La segunda versión de este macabro hecho apunta a que Luis Daniel Correa entró a la residencia buscando a la mujer, pero como no estaba, decidió violar a la pequeña de 2 años, delante de su hermana, y cuando Daira Zuleima llegó y vio lo que pasaba, comenzó a gritar, por lo que el agresor la apuñaló y la degolló.

Y la tercera versión preliminar, señaló que el militar habría estado en la vivienda con la mujer, cuando otro hombre, que, supuestamente, también tenía una relación con ella y sería otro soldado, fue el que cometió el ataque.

“Dicen que el otro hombre entró a la casa y cuando los vio a los dos juntos, hizo un disparo y luego de atacar a la mujer y a las niñas, huyó del lugar”, señaló una fuente judicial.

Pero quien tendrá la última palabra será la Fiscalía, pues el ente acusador será el encargado de determinar lo que verdaderamente sucedió en la casa y lo que motivó que el militar hubiese cometido esa tragedia.

No tenían ninguna relación

Pese a lo comentado por varias fuentes, una familiar de la mujer asesinada, aseguró que entre Daira Zuanare y el soldado Luis Correa no había ninguna relación sentimental. “Ella tenía su pareja, que es el que le pagaba todo. Él es soldado, pero está en el batallón de Cúcuta”.

Añadió: “ese tipo se metió por el solar, porque cuando nosotros pudimos entrar vimos que había una silla pegada a la pared de atrás, que él usó para bajarse y subirse. Hace unos días, Daira nos contó que un tipo negro, soldado, llegó a la casa a pedirle agua y que la asustó, además que la comenzó a molestar. Lo que sí es cierto es que él violó a la niña y mató a Daira”, dijo la doliente.

La captura

Aunque las autoridades no quisieron hablar de cómo se dio el procedimiento judicial para capturar al militar, se pudo conocer que luego de escuchar los gritos, varios policías llegaron a la residencia y luego de tocar y no conseguir que les abrieran la puerta, la forzaron.

Al lograr entrar a la vivienda, Luis Daniel Correa no se encontraba, pues una vez cometió el hecho, huyó por el mismo lado que entró.

Los uniformados encontraron a la mujer tendida en el suelo sin vida, con varias puñaladas y degollada. Muy cerca de ella estaba la niña de 2 años, con golpes en la cara y el cuerpo y ensangrentada en sus partes íntimas, además de tener los signos vitales muy bajos. La otra pequeña fue encontrada en medio de una crisis nerviosa.

Las dos menores de edad de inmediato fueron auxiliadas y llevadas al centro asistencial de esa población y después las trasladaron a Cúcuta, donde la más pequeña tuvo que ser sometida a una intervención quirúrgica, mientras que su hermana quedó en manos de la Comisaría de Familia de Sardinata y determinó ubicarla con la medida de familia extensa. 

Después de unos minutos, los policías ubicaron al soldado Correa y lo capturaron para que responda penalmente por lo que hizo. En el lugar del hecho encontraron unas prendas militares.

Image
La opinión
La Opinión