Escuchar este artículo

Un anciano fue encontrado amarrado y degollado en Urimaco

Martes, 19 de Septiembre de 2017
Familiares de la víctima dijeron sentir temor de volver a la finca donde vivía su papá, por los grafitis que dejaron pintados sus homicidas.

El último recuerdo que le quedó a una de las hijas de Alejandro Pinto Carreño es que su papá le suplicó que no volviera a llamarlo y que tampoco él volvería a darle más dinero. En medio de lágrimas, ella recordó que hablaron por celular el lunes a las 9:00 de la mañana.

Aunque la mujer no se percató que la actitud de su papá, de 74 años, podría ser el presagio de una trágica noticia, siete horas y media después, una nota de voz a través de WhatsApp le dio a conocer sobre el macabro asesinato de su progenitor.

Pinto fue hallado muerto en la vereda Bajo Sinaí, en la finca Sabaneta del corregimiento Urimaco, amordazado, atado de pies y manos y degollado.

Todo empezó mal

Al parecer, en el preciso momento en que la hija de Pinto Carreño lo llamó a pedirle $20.000, su papá estaba siendo retenido por un grupo de hombres que lo golpearon y finalmente lo mataron.

Aunque otra familiar de la víctima considera que su ser querido trató de darle alguna señal de que algo estaba mal, su hija no logró entender lo que estaba ocurriendo en ese instante.

Alejandro, oriundo de Bucaramanga, vivía solo en esa finca desde hace cuatro años. Por ello, solo hasta que se conoció la noticia de su muerte, sus parientes arribaron al lugar y reconocieron el cadáver tendido cerca a la quebrada La Tonchalera.

Grafitis intimidantes

Los homicidas marcaron en las paredes del baño y en la entrada de la finca dos grafitis con las siglas AGC PTE, que sería de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, y otro con las letras ACE.

El coronel Cristian Escobar, comandante (e) de la Policía Metropolitana de Cúcuta, aseguró que las bandas criminales se disputan este territorio, a sangre y fuego, por el dominio de las tierras donde transitan vehículos de carga con contrabando.

Hipótesis

Los familiares de Pinto afirmaron que hace cinco meses su papá fue víctima de un robo y en esta oportunidad también le robaron las pocas cosas que tenía en la finca.

El cuchillo que utilizaron los homicidas quedó a pocos metros del cadáver. Miembros de la Sijín de la Policía lo recolectaron como una de las evidencias del asesinato, que serán aportadas a la investigación.

Image
La opinión
La Opinión