Escuchar este artículo

Un policía infiltrado estuvo detrás de una banda de microtráfico

Jueves, 1 de Julio de 2021
Los expendedores de drogas delinquían en Guaimaral y Gualanday, en Cúcuta.

Un policía que se infiltró en la banda de microtráfico conocida como Los del Parque, fue el que le permitió a las autoridades conocer cómo esta estructura de expendedores de marihuana y cocaína vendía libremente las dosis alrededores de los colegios y los parques de los barrios Guaimaral y Gualanday.

Cuando la Seccional de Investigación Criminal (Sijín) conoció las denuncias de los habitantes de estos sectores, de inmediato inició las pesquisas, en coordinación con la Fiscalía, hasta recopilar el material probatorio que permitiera capturar a los cinco miembros de esta organización.

Los investigadores le siguieron el rastro a los expendedores, que vendían marihuana entre 5.000 y 10.000 pesos cada dosis, así como la cocaína a $10.000.

Según se conoció, los encargados de vender las drogas llegaban a los parques, de los barrios Guaimaral y Gualanday, alrededor de un colegio, y esperaban a que llegaran los consumidores para entregarles las dosis.

“Cada persona que llegaba a comprarles, se les acercaban y ahí se llevaban la marihuana o la cocaína. Los expendedores llegaban a los parques por turnos”, explicó una fuente cercana a las pesquisas.

Durante seis meses, las autoridades estuvieron tras la pista de esta estructura, pero luego de recopilar las evidencias que les permitieron tramitar las órdenes de captura contra los integrantes de la banda, organizaron un operativo para detenerlos.

Los uniformados arribaron el 25 de junio, a los barrios Guaimaral, Prados del Norte y Metrópolis, a las viviendas donde viven los sospechosos y los detuvieron, para que les respondan a la justicia por el delito de fabricación, tráfico o porte de estupefacientes.

Según las autoridades, Johan José Rivera Yance, conocido como Pitbull, es el presunto líder de la organización, encargado de dosificar las dosis de las drogas que eran vendidas por los expendedores.

Asimismo, Brandon Alexis Díaz Jaimes, alias Caraota, fungía como el jefe financiero, encargado de recolectar el dinero, producto del microtráfico.

Los expendedores fueron identificados como Gilberto Enrique Barriga Grau, ‘Mono’; Ángel David Rojas Casadiego, ‘Cebolla’ y Jaime Alberto Carrillo Saldaña, ‘Mosco’.

La Policía se incautó de más de 600 gramos de marihuana y 60 dosis de clorhidrato de cocaína y algunos celulares, en los operativos de allanamientos en las viviendas de los detenidos.

El radar del microtráfico

La Policía Metropolitana ha adelantado algunas operaciones contra el microtráfico alrededor de los barrios Guaimaral y Ceiba II, donde constantemente se han identificado estructuras dedicadas a vender drogas, especialmente alrededores de los parques de estos populares sectores de la ciudad.

El año pasado, las autoridades aplicaron medidas cautelares de extinción de dominio a algunas viviendas que eran utilizadas por los microtraficantes para vender drogas.

Una de estas casas está ubicada frente a la cancha ‘Los Copetes’, en el barrio Ceiba II, que colinda con Guaimaral, donde se vendían dosis de marihuana y cocaína.

Precisamente, esta casa fue la primera que rodearon uniformados de la Sijín y de Inteligencia Policial (Sipol), la mañana del 28 de abril de 2018, cuando la Policía Metropolitana desarticuló esa banda de microtráfico, donde fue detenido el presunto líder de la organización.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión