Escuchar este artículo

Una bala perdida acabó con su vida en El Callejón, en Cúcuta

Viernes, 25 de Diciembre de 2020
El joven resultó herido cuando se comía un pastel. El hecho se debió a un ataque contra otro hombre.

Sergio Andrés Sarmiento Vergel fue víctima de una bala perdida en el preciso momento en que salió a comerse un pastel con gaseosa, frente a la residencia donde trabajaba como administrador.

El caso se presentó el pasado jueves hacia las 8:30 de la mañana en la avenida 7 entre calles 4 y 5, del barrio El Callejón.

De acuerdo al reporte de las autoridades, Sergio Andrés de 27 años llegó a la venta de pasteles y se sentó en una silla a la espera de que llegara la bebida. 

“En ese momento se escucharon unas detonaciones en la parte externa y el joven le dijo a la señora de los pasteles que estaba herido, cayendo al piso sin signos vitales”.

Afuera fue atacado a balazos el venezolano  Ricardo Antonio Arévalo de 29 años, quien manifestó a las autoridades  que cuando caminaba por la avenida 7 se le acercan 5 sujetos y uno de ellos sacó un arma de fuego y sin mediar palabra empezó a dispararle. Por ello, salió corriendo siendo impactado en la espalda y el cuello, pero logró ponerse a salvo. 

Este herido, fue remitido al Hospital Universitario Erasmo Meoz, donde se recupera.  Extraoficialmente, se conoció que reporta antecedentes penales y está en detención domiciliaria. 

Llegó por trabajo

La compañera de Sergio Andrés dijo a La Opinión que hace tres meses llegaron procedentes de Bucaramanga (por razones laborales) a Cúcuta. “Él estaba en el lugar equivocado. Estaba justo al lado del muchacho que le dispararon”, señaló.

Al mismo tiempo, dijo que su pareja no tenía problemas ni deudas con nadie y “era un hombre noble y con un amor para todo el mundo (…) Siempre quería ayudar a la gente y con nadie tenía líos”.  La víctima  recibió el disparo a la altura del pecho. Dejó dos hijos.

Image
La opinión
La Opinión