Escuchar este artículo

Una llamada a la Policía termina en tiroteo y la muerte de un taxista

Sábado, 3 de Febrero de 2018
39 años tenía el conductor cuucteño que fue auxiliado, pero murió camino al hospital.

En manos de la Fiscalía está esclarecer la muerte del taxista cucuteño Javier Alejo Rincón Tami, de 39 años, en hechos ocurridos la madrugada del sábado en el barrio Trigal del Norte. 

De acuerdo al reporte policial, todo comenzó al recibir una llamada a la central de radio donde informaban de dos vehículos sospechosos.

Hacia las 3:30 de la mañana, los policías del cuadrante que llegaron a atender el caso ubicaron los automotores, uno de estos el taxi conducido por Rincón Tami.

Enseguida, los patrulleros se acercaron a verificar la situación y les dieron la orden de pare, pero por el contrario aceleraron la marcha. Al parecer, en el taxi viajaban otros tres hombres.

“Desde el taxi, comienzan a dispararle a los policías y estos responden, sin embargo alcanzan a escapar. Minutos después, otras unidades policiales que estaban en la calle 24 con avenida 3 del barrio Virgilio Barco reportaron un taxi estrellado contra un árbol y al conductor herido de bala”, señaló un investigador judicial.

En ese momento, los policías evacuan a Rincón Tami hacia el Hospital Universitario Erasmo Meoz, adonde no alcanzó a llegar con vida. Al parecer, recibió un impacto en la nuca y otro en un brazo.

En medio de la situación, las autoridades fueron informadas del robo cometido, por unos siete hombres, a una vivienda en el sector. 

Los maleantes intimidaron a los residentes con armas de fuego y los amarraron para proceder a robarles $40 millones en efectivo, joyas y objetos de valor.

“Al realizar la inspección preliminar, adentro del taxi fue encontrada una billetera de las víctimas del robo en la casa”, agregó el funcionario judicial.

Una llamada

Álvaro Rincón, padre del taxista, dijo que una llamada a su casa los alertó sobre lo ocurrido, pero al llegar al centro asistencial su hijo estaba muerto y no pudieron ingresar a verlo.

La noticia los tomó por sorpresa y pidieron que se esclarezcan los hechos porque “Javier fue conductor en Postobón y llevaba 15 años manejando taxi en la noches. Tenía dos hijos y nunca faltaba con el dinero que le daba a su mamá. No sabemos qué pasó”, indicó. 

Junto al padre, la esposa del taxista y demás parientes adelantaron el sábado las diligencias de rigor para reclamar el cadáver. Los funcionarios de la Fiscalía entrevistaron a la compañera del occiso por espacio de cuatro horas.

“No trabaje de noche” 

Tratando de sobreponerse a lo ocurrido, Álvaro contó que siempre le rogó a su hijo para que trabajara de día, pero él prefería la noche por evitar los trancones.

“Mi hijo era miedoso. Nunca estuvo en una estación de policía. Por ahora, los compañeros de trabajo no nos han dicho nada y esperamos que revisen las cámaras del sector donde ocurrieron los hechos”, agregó el papá del taxista, residente en el barrio La Libertad. 

Las dudas

Por ahora, las autoridades trabajan en aclarar lo ocurrido. Los resultados forenses practicados por Medicina Legal determinarán el tipo de proyectil que causó la muerte al taxista, quien no reportaba antecedentes penales.

“Con este resultado se conocerá si la bala provino del intercambio de disparos o de las mismas personas que iban en taxi, quienes finalmente lograron escapar”, agregó el investigador. 

El coronel Javier Barrera, comandante de la Policía Metropolitana de Cúcuta, no entregó información al respecto.

Image
La opinión
La Opinión