Escuchar este artículo

Vieja rencilla dejó a una mujer muerta y a otra capturada

Sábado, 9 de Mayo de 2020
El homicidio de la venezolana Amelin Verastegui ocurrió en una residencia cercana a la Terminal de Cúcuta.

Este sábado, en una residencia cercana a la Terminal del Trasportes de Cúcuta, las amigas de Amelin Verastegui Esparragosa, de 34 años, lloraban su muerte. La mujer de nacionalidad venezolana recibió 15 puñaladas pero una fue contundente en el pecho,  y le arrebató la vida la noche del viernes.

¿Qué pasó?

Un conflicto viejo entre Amelin y otra mujer venezolana, quienes presuntamente ejercen la prostitución en la ciudad, desencadenó en el sangriento hecho.  

Todo ocurrió a las 10:00 de la noche del viernes, en la calle 9 con avenida 2 del barrio Carora. Según se pudo conocer, Amelin estaba sentada en un andén cuando vio pasar a su compatriota.

Le puede interesar Por tocarle la cara, lo mató a cuchillo

Lo que sabemos es que la víctima tenía un pico de botella en la mano y cuando ve pasar a la otra mujer le empieza a sacar en cara un problema y le gritó groserías. La otra mujer se le devolvió y al hacerlo sacó un chuchillo blanco que tenía en el bolso y ahí comenzó la riña”, dijo una fuente judicial.

Según el relato, Amelin primero le lanzó el pico de botella a Marielvis quien luego de esquivarlo se le abalanzó con el cuchillo propinándole varias puñaladas, la más profunda en el pecho.

Amelin alcanzó a caminar  herida hasta el andén del frente y se desplomó justo al lado de un poste, donde funciona una venta y compra de repuestos para vehículos.  Mientras tanto, la otra mujer se fue caminando sin auxiliar a su víctima.

Cuando una patrulla de la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc) fue alertada del hecho, conocieron las características de la atacante y por eso, en cuestión de minutos, lograron capturarla con el arma.

“La mujer tenía restos de sangre en las manos y la ropa. La captura se logró en la redoma de la Terminal”, añadió la fuente judicial.

La Opinión pudo establecer que la venezolana agresora capturada por las autoridades fue identificada como Marielvis del Carmen Jiménez, de 24 años.

Dejó tres hijos

Las amigas de Amelin aseguraron que la conocían desde hacía tres años, cuando se radicó en Cúcuta junto con sus tres hijos de 11, 14 y 19 años.

“Ella llegó de Cagua (Maracay). Trabajaba por sus hijos y para ayudar a su mamá. Ella era una buena persona. Anoche mismo me enteré cuando oí las sirenas de la Policía. No he hecho sino llorar, sus hijos han quedado desamparados”, dijo una de las amigas.

A la víctima la conocían más por el nombre de Sara y también le decían La China, por sus ojos rasgados. 

La preocupación entre sus amigos y conocidos es mayor pues no cuentan con el dinero que necesitan para darle cristiana sepultura.

“Ella está sola y solo tiene a sus hijos. Lo que hemos pensado es hacer una recolecta para lograr tener algo y poder ayudar a los niños con el entierro de su mamá”, contó la amiga. 

En la tarde de este sábado, después de que se adelantara la audiencia pública, Jiménez fue enviada a la cárcel para que responda por el homicidio.

Image
La opinión
La Opinión