La Opinión
Suscríbete
Elecciones 2023 Elecciones 2023 mobile

Vigilante asesinado en Atalaya estaba amenazado

Sergio Santiago Sierra, de 35 años, fue atacado a bala en el barrio Buenos Aires, donde trabajaba como vigilante.

Aunque Sergio Santiago Sierra sabía que estaba amenazado por una banda delincuencial que delinque en la ciudadela Juan Atalaya, creyó que, sin hacerle daño a nadie, podría continuar trabajando como vigilante informal en el barrio Buenos Aires, donde laboró los últimos dos años, sin que los violentos cumplieran su advertencia.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: https://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


Sin embargo, la noche del jueves, cuando él estaba en la avenida 5 con calle 25, frente a la cancha de este popular sector, fue atacado a disparos por desconocidos, quedando sin vida en el lugar del hecho.

Desde las 9:30 de la noche, cuando Hugo Santiago, un reconocido veedor de movilidad en Cúcuta, fue alertado del crimen del menor de sus tres hijos, de inmediato la tristeza y las lágrimas lo invadieron, mientras corría hacia la escena del hecho, encontrando sin vida a su ser querido.


Lea aquí: Intentaron matar a un contratista de la Gobernación en Cúcuta


“Yo lo pude abrazar y ya estaba sin vida. Tenía tres impactos de bala en los dos brazos y en la muñeca derecha. Yo sé que él duró vivo varios minutos en ese sitio, pero nadie lo ayudó, esto es cruel”, aseguró el papá de la víctima.

En medio de lágrimas, Hugo Santiago recordó que hace al menos cinco días su hijo le comentó que había tenido problemas en su trabajo y que lo habían amenazado.

“Él no era de hablar mucho, le fui sacando las cosas, porque le pregunté cómo le estaba yendo y así fue que me dijo que estaba duro el trabajo, que un grupo armado lo había amenazado, asegurándole que tenía que salir del sector, porque tomaría el control de la zona”, explicó.

Ante esto, la primera recomendación de él fue insistirle a su hijo que abandonara ese trabajo y que buscara otros horizontes, para evitar el fatal desenlace, pues hace algunos años también falleció otro de sus hijos y no quería volver a sentir ese mismo dolor.


Lea también: Comerciantes en Atalaya siguen entre extorsiones y balas


El hombre recordó que Sergio, de 35 años y quien dejó a dos hijos de 10 y 11, intentó trabajar como domiciliario en la motocicleta que había comprado hace pocos meses, pero no tuvo éxito, pues a las primeras carreras, la Policía le hizo un comparendo, por lo que esto lo desanimó y tuvo que continuar con su labor como vigilante informal.

Para la familia de la víctima es claro que lo único que desencadenó el ataque a bala contra su ser querido fue aquella amenaza, por lo que le exigió a la Policía y a las autoridades judiciales que se investigue y se esclarezca el hecho.

“Estamos sitiados por la delincuencia. Hay que tomar acciones, que sean reales, para que no sigamos sometidos a estos hechos en Cúcuta”, insistió el papá de Sergio Santiago.

 

Otro crimen en este sector

 

En este barrio de la ciudadela Juan Atalaya se han presentado varios asesinatos durante este año y uno de ellos es el de Jennifer Andrea Garcés Castañeda, a quien mataron a mediados de septiembre, en la cancha de Buenos Aires.

La mujer fue baleada cuando estaba en compañía de un hombre y aunque ella fue llevada a un centro asistencial, falleció.

Las autoridades aseguraron en ese momento que las dos hipótesis que tendrían sobre este hecho sería que el ataque a bala se dio por una situación de microtráfico o algo personal.

El suceso se registró alrededor de las graderías de la cancha que está en la avenida 5 entre calles 25 y 26, cuando un grupo de personas observaba un partido de fútbol.


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: https://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión
Sábado, 2 de Diciembre de 2023
Premium-home
Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del Día