Escuchar este artículo

Volvió el crimen a El Dave de Puerto Santander

Jueves, 16 de Septiembre de 2021
El crimen ocurrió alrededor del kilómetro 57 de Puerto Santander.

La única pista que tienen las autoridades para analizar sobre el homicidio de Kevin Johan Cortés, de 24 años, ocurrido la tarde del martes, en la vereda El Dave, de Puerto Santander, es que él cumplía una condena por porte ilegal de armas con el beneficio de casa por cárcel, por lo que están analizando si esa situación llevó a que se cometiera el crimen.

Lea aquí: 

Hallan un cadáver descompuesto en zona rural de El Zulia

Según se conoció, hombres armados arribaron hasta una casa donde funciona una tienda, en el sector conocido como el Kilómetro 57, en la entrada de la vía que lleva al corregimiento Banco de Arena, para asesinar a balazos a la víctima, que no tuvo ninguna opción para defenderse.

El cadáver quedó tendido en el patio de la vivienda, hasta donde los pistoleros ingresaron y sin ningún reparo alcanzaron a Cortés y le dispararon en la cara, el pecho y las piernas.

Los agresores salieron del lugar y huyeron sin dejar ninguna pista y sin que la Policía lograra capturarlos.

Minutos después, los vecinos del sector alertaron a los uniformados de lo que acababa de ocurrir, pero alegando problemas de seguridad, las autoridades enviaron a los miembros de una funeraria para que levantaran el cadáver y lo trasladaran al Instituto de Medicina Legal, en Cúcuta, donde la Brigada Interinstitucional de Homicidios (Brinho) le hizo la inspección técnica

 

Lea también: Lo bajaron de un carro para matarlo en trocha de Chaparral

Momento triste

Al lugar del crimen arribó el papá de la víctima, que aseguró que su hijo vivía en el barrio 23 de Abril, de Puerto Santander, y que desde la mañana salió de su casa y no volvió a tener noticias de él, sino hasta que algunos pobladores de la zona le dieron la noticia de su muerte.

Cortés era oriundo de Ibagué (Tolima). Sin embargo, los líos con la justicia ocurrieron en Villavicencio, donde fue condenado por porte ilegal de armas.

Los uniformados de la Policía adscritos a la estación de Puerto Santander, ya tenían en el radar a Cortés, pues ya lo habían trasladado en una ocasión a  las instalaciones policiales, para verificar sus andanzas en esta zona de frontera.

En Puerto Santander delinquen las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (Agc) y el Ejército de Liberación Nacional (Eln), que se financian del narcotráfico y de las extorsiones a comerciantes y contrabandistas que frecuentan esta población fronteriza con Venezuela.

Lea aquí: 'El policía lo atropelló y siguió andando'

Lo extraño para algunas personas es que a unos pocos metros de donde asesinaron a Kevin Cortés siempre hay un puesto de control militar, pero media hora antes de darse el crimen, los uniformados decidieron ir a patrullar la zona.

Las autoridades avanzan en las pesquisas para determinar los móviles y autores del crimen que volvió a recordarles a los habitantes de este municipio del área metropolitana de Cúcuta, que la violencia es una huella difícil de alejar de su cotidianidad.

La Policía avanza en las indagaciones preliminares de este hecho, a pesar de que por razones de seguridad, las autoridades evitan trasladarse hasta el lugar.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión