Escuchar este artículo

Wendy Yulieth no aguantó luego de 14 días en la clínica y falleció

Martes, 18 de Enero de 2022
La joven tuvo el accidente en la variante La Floresta, en el barrio Pinar Del Río, el 1 de enero.

Un trágico inicio de año vivieron los familiares y allegados de Wendy Yulieth Sinarahua, quienes durante 14 días estuvieron pidiéndole al Todopoderoso por la salud de la joven, para que se recuperara de un accidente de tránsito que tuvo el pasado 1 de enero, cuando se trasladaba en una motocicleta con una acompañante.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Entre mensajes de oración y condolencias, muchos de sus amigos en redes sociales, lamentaron el fallecimiento de la joven, de 27 años, quien dejó a una niña de 9 años al cuidado de su abuela, pues era madre soltera, y su vida, según familiares, era dedicada a trabajar, estudiar y criar a su hija.

“Era un amor de mamá, de amiga, de hija, siempre estaba con una sonrisa, y le pasaban tantas cosas, pero era una guerrera, con la misma se levantaba y seguía, pese a las dificultades que le acontecían, nos duele mucho el vacío que dejó en nosotros”, afirmó una amiga muy cercana a la víctima.

 

¿Qué sucedió ese fin de año?

Una amiga de la víctima aseguró que la vio horas antes de sufrir el accidente. Wendy Yulieth se encontraba departiendo con algunos amigos y familiares en su casa ubicada en el barrio Llanitos, en Los Patios, cuando una conocida, se acercó a las 2:00 de la mañana para que fueran a una discoteca, a la fiesta del inicio de año.


Conozca: Riña mortal entre dos limpiavidrios en Cúcuta


​​​​​​​“A mí no me gustó eso, de hecho se lo repetí, le dije que porque se iba, si aquí estaba su familia, pero ella quiso ir y bueno, tampoco podía obligarla, aunque con lo que pasó, a veces pienso que debí ser más dura y no haberla dejado salir”, dijo entre lágrimas la allegada.

La joven, según algunas historias en WhatsApp, estuvo hasta las 6:30 de la mañana, festejando en la discoteca y luego decidió ir a su casa, al parecer, en estado de embriaguez, según el testimonio que su acompañante le dio a la familia.

Tristemente, cuando Wendy Yulieth estaba conduciendo por la entrada de la variante La Floresta, en Pinar del Río, según dos testigos que vieron el accidente, se encontraba en contravía, por lo que cuando un taxi apareció de repente frente a ella, la conductora perdió el equilibrio para evadirlo, chocando contra el separador y se arrastró con la motocicleta hasta dar con una señal de tránsito.

Accidente de tránsito.

“Estamos justamente pidiendo las fotografías de ese accidente para el proceso que tenemos en Fiscalía, porque solo Tránsito tiene las fotos, y hasta los médicos decían que ese accidente había sido muy raro por todo lo que la afectó”, señaló la allegada.

El parte médico, según sus allegados, fue un trauma abdominal, en donde la mitad de su hígado se daño, el colon se le desprendió, el intestino delgado se perforó, los pulmones quedaron golpeados y el brazo derecho se partió.


Le puede interesar: Agricultor pisó una mina en la zona rural de Cúcuta


Los tres primeros días, la joven tuvo dos intervenciones quirúrgicas, pero habría sufrido una falla cardiaca, señaló la amiga de Sinarahua. Finalmente, el pronóstico que dieron los médicos días después, era de evolución y una buena recuperación, hasta que el miércoles pasado, decidieron retirarle los tubos que tenía instalados para poder respirar, para que pudiera hablar.

“Ella lo intentó, pero solo alcanzaba a balbucear y luego tosía sangre, lo poco que decía era ‘te amo mamá, no me abandones’, y le pedía besos, pero ya el viernes 14 de enero, a las 3:40 de la madrugada le dio un paro cardio-respiratorio y luego de 20 minutos intentando reanimarla, murió”, aseguró la allegada.

Sus familiares y amigos, destacan que la joven luchó lo que más pudo, pues llegó a perder hasta 2 litros de sangre en los primeros días de reclusión, sin embargo, manifestaron que los últimos días de vida, la muchacha se veía cansada.

“La mitad de mi alma se va con ella”, dijo la madre de Wendy, luego de conocer la noticia del deceso de su hija.


Además lea: Lo atacaron a bala en La Divina Pastora


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

 

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda