Escuchar este artículo

"Yo planee cómo llegar a esos jóvenes inocentes para matarlos": sargento segundo (r) Mauricio Pérez Contreras

Miércoles, 27 de Abril de 2022
"Fueron combates ilegitmos, fueron asesinatos a sangre fría", confesó el exmilitar.

Escuchar la confesión de Sandro Pérez Contreras, sargento segundo (r), en la audiencia de reconocimiento de los falsos positivos por parte de la Justicia Especial para la Paz (JEP), en Ocaña, da escalofrío, pues aceptó y narró en detalle la forma en que planeó el reclutamiento de jóvenes en Soacha (Cundinamarca) para traerlos al Catatumbo y asesinarlos, para luego hacerlos pasar como bajas en combate.


"Yo hago una oferta criminal y tomo contacto con una persona en Bogotá para matar a esos muchachos inocentes, a los que les robamos sus sueños", señaló el exsuboficial.

"Planee cómo llegar con cada uno de esos jóvenes a Ocaña, cómo se debían entregar a los militares para que los asesinaran y los hicieran pasar como muertes en combate. Planee cómo debían comprar los pasajes para no dejar rastro. Planee cómo hacer para que esas personas quedarán como muertas en combate y fuera difícil identificarlos".

Todo eso lo logró el exmilitar quien entre los años 2007 y 2008 perteneció a inteligencia de la Brigada Móvil 15 del batallón Francisco de Paula Santander, en Ocaña.

"Mi falta de temor a Dios. Mi falta de amor y respeto por la vida, por la dignidad humana, me llevó a convertirme en un asesino, un monstruo para la sociedad y que representó para unos de ustedes una máquina de muerte", indicó el exmilitar.

En su proceso de reconocimiento de verdad, aseguró que "hoy acepto ante ustedes, ante el país y ante el mundo que utilicé mi uniforme, el grado que tuve dentro de la institución (Ejército) con el pretexto de dar resultados operacionales, haciéndoles creer que eran legales, pero que en realidad eran asesinatos de seres humanos inocentes, que no tenían ningún vínculo con algún grupo al margen de la ley".

Pérez Contreras también manifestó que en la doctrina militar jamás le enseñaron a matar personas, ni hacerle daño a la población civil, pero en el diario vivir como uniformado si escuchó que debían legalizar todo lo que hacían.

"En un principio no entendí esto y me quedaba la duda, pensaba que legalizar hacía referencia a algo económico, a elementos que usábamos diariamente, pero un día me senté a hablar con unos soldados que ya tenían trayectoria y me dijeron que legalizar era agarrar a alguien y asesinarlo,", sostuvo el exsargento segundo.


Conozca: “En el Ejército de Norte de Santander matamos inocentes”

En un momento, este exmilitar pensó en retirarse de la Brigada Móvil 15, pero al manifestar lo que iba a hacer, un alto mando lo convenció de quedarse y lo cambió del área de operaciones a inteligencia, sin saber cómo funcionaba esa sección, y fue ahí  donde planeó cómo se harían las ejecuciones extrajudiciales para cumplir con los resultados que les exigían.

Dentro de su versión, Sandro Pérez  mencionó a varios de los jóvenes que él seleccionó para que los trajeran a Ocaña para luego asesinarlos.

"Por mi culpa, por mi responsabilidad ellos hoy no están vivos y ustedes no estén con ellos. No es fácil llevar en mi conciencia tantas personas que fueron asesinadas por mi culpa", insistió Pérez.

Madres de las víctimas de Soacha

Y ante eso, manifestó que quería limpiar los nombres de Camilo Andrés Valencia, Leonardo Porras, Elkin Gustavo Veranio, y  levantó una rosa marchita y le indicó a una de las madres que eso se lo había dado en un encuentro en Bogotá, donde le dijo que a pesar de haberle matado a su hijo, lo perdonaba.

El exmilitar siguió dando otros nombres y al terminar, una mujer le gritó que mencionara el resto de jóvenes que había hecho matar, que esos que dijo no eran todos. Ante eso, momentos de dolor se vivieron en el recinto y la audiencia se suspendió por varios minutos.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda