Escuchar este artículo

Zozobra en la frontera, aún no confirman muertos por enfrentamientos

Martes, 18 de Junio de 2019
Las autoridades no han podido ratificar las versiones de habitantes de Boca de Grita y Puerto Santander sobre una masacre.

La violencia que sacudió a principios de junio las poblaciones fronterizas de San Antonio y Ureña, en el estado Táchira (Venezuela), y La Parada, en Norte de Santander (Colombia), parece haberse mudado hacia la zona norte de estas jurisdicciones, donde en lo corrido de la semana se han reportado diversas situaciones que están generando zozobra entre los habitantes de las poblaciones.

Este martes, muy temprano en la madrugada, un fuerte intercambio de disparos puso en alerta a los habitantes de Boca de Grita y Puerto Santander, ambas poblaciones limítrofes de la zona norte de Táchira y Norte de Santander, respectivamente.

Lea además Epl-Los Rastrojos, una unión macabra

El enfrentamiento, que tuvo lugar en suelo venezolano, dejó varios fallecidos y algunos heridos; versiones suministradas por los habitantes de ambas poblaciones apuntan a al menos una docena de muertos y un número indeterminado de heridos de bala, luego de un enfrentamiento entre dos facciones disidentes de un grupo paramilitar

Otras versiones apuntan a una disputa territorial entre Lo Urabeños y Los Rastrojos. Todo ello sin que al momento las autoridades venezolanas hubiesen precisado detalles sobre lo sucedido.

La Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc) confirmó la detención de dos hombres, uno de ellos herido de bala, cuando cruzaban en canoa desde Boca de Grita a Puerto Santander, ataviados con prendas militares y portando armas de fuego. Ambos pertenecen a Los Rastrojos.

Lea además Cayeron dos ‘rastrojos’ tras enfrentarse contra banda que opera en Venezuela

Por otra parte, en sus redes sociales el diputado Franklyn Duarte se refirió a "fallecidos y heridos" en Puerto Santander, por enfrentamientos irregulares. Las autoridades no han confirmado esta información. 

Asesinada una mujer

Previamente, el fin de semana, una mujer fue interceptada en plena calle por un grupo de sujetos armados, quienes sin mediar palabra le propinaron varios disparos que acabaron con su vida. 

La víctima fue identificada como Katiheen Yusmary Duarte Camacho, de 31 años , con residencia en el sector Las Mesas del municipio Antonio Rómulo Costa y de ocupación, comerciante. Junto a su cadáver fue dejado un mensaje escrito en que se podía leer «se muere  por sapa, ojo con esas  lenguas”. 

En la misma zona, hace cerca de un mes, una octogenaria fue asesinada y su hijo resultó herido de bala, cuando se resistieron a desalojar su finca como pago por la extorsión de la que eran objeto por parte de Los Rastrojos. Al lugar llegaron comisiones policiales y tras el enfrentamiento fue dado de baja uno de los integrantes de la citada organización al margen de la ley.

A principios del mes la atención se fijaba en las fronterizas poblaciones de San Antonio y Ureña, donde Los Urabeños, a través de ‘El Paisa’, asumieron la responsabilidad por una serie de asesinatos colectivos, la aplicación de una ‘hora cero’ en Ureña, y el descuartizamiento de al menos cuatro personas, en una serie de audios divulgados mediante redes sociales. 

Asímismo, se adjudicaron la autoría de la granada que cobró la vida de una persona y dejó varios heridos en La Parada.

Image
Eilyn Cardozo