Escuchar este artículo

Carlos Quintana, un esquidador colombiano que estará en Beijing 2022

Domingo, 6 de Febrero de 2022
A sus 37 años, Carlos Quintana vivirá su primera experiencia olímpica es esquí fondo plano.

Carlos Quintana es soñador. Y testarudo. En aquel mes de febrero de 2018 trataba de dar una continuidad a su actividad a nivel de competición. No encontraba el camino, ni el deporte. Pero no se daba por vencido. Y se cruzaron por su camino los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang.

Las imágenes de televisión, en el frío invierno surcoreano, mostraban a Sebastián Uprimny, un compatriota colombiano que participaba en la prueba de esquí de fondo.

Quintana, a sus 33 años había practicado patinaje sobre ruedas y triatlón, sin poder destacar.
Y cuando vio a Uprimny se entusiasmó.

 

Lea también: Colombia estará en los Juegos Olímpicos de Invierno con tres deportistas

“Mi madre y mi padre me metieron desde muy pequeño a diferentes deportes, desde que tuve cuatro años. Me gustó mucho el patinaje sobre ruedas. Lo practiqué hasta que tuve 16 años, cuando di el cambio al triatlón”, explicó el deportista. 

“Colombia es potencia a nivel mundial en patinaje y yo nunca tuve resultados muy grandes. Me gustaba mucho, pero en el triatlón fue un deporte en el que me empezó a ir muy bien. Mi asignatura pendiente era la natación. En ciclismo en cambio me iba bien, en junior llegué a tener resultados buenos, a la altura de la élite en Colombia. En triatlón junior fui campeón sudamericano y del Caribe. Como Sub-23 tuve un tercer puesto en el campeonato sudamericano, pero a medida que pasaban los años iba siendo más necesaria la natación y no le encontraba el toque”, relató.

“Hice un campamento de seis meses en Estados Unidos y fui a Brasil a entrenar más que todo natación. Pero no lograba salir y hace cuatro años llegué a un ciclo en que me di cuenta que no iba a progresar. Y decidí buscar otro deporte. Los colombianos no nos planteamos normalmente un deporte de invierno, porque no tenemos esa tradición. Empecé a mirar ciclismo, atletismo, natación, los míos. Y vi que no podía. Y justo en ese momento empezaron los Juegos de Invierno de 2018 en Pyeongchang y me dije que había otras posibilidades”, contó el pereirano. 

Ayuda de su tía en España

Aunque nunca había hecho nieve, llamó a Uprimny y éste lo animó.

Y como si la suerte se cruzara en su camino, una tía suya vivía en Seo de Urgell, una población catalana muy cercana a Andorra y a los Pirineos.

“Llamé a mi tía y dijo que fuera a España y que me regalaba ese primer pasaje. Que fuera ya, pues quedaban solo tres semanas de nieve. Fue una bendición porque me había conseguido unos esquíes prestados, un entrenador, me pagó clases personalizadas y los entrenadores me dijeron que me faltaba mucho pero que tenía mucha habilidad”, explica. 

Todo lo que le había dado el patinaje en cuanto a destreza y toda la resistencia que tuvo en el triatlón le sirvieron.

Se compró unos roller esquíes, se los llevó a Colombia y empezó a mirar videos por Youtube. 
Volvió a España y entrenó con selecciones catalanas de esquí.

Visados de tres meses

Los visados de ida y vuelta a España solo le permitían estar tres meses y no podía regresar en otros tres. Y en medio se coló la COVID-19, lo que le hizo quedarse más temporadas en Colombia entrenando con roller esquíes en cemento.

Con recursos propios, colectas y ayuda de su tía fue avanzando en su sueño.

Su madre, fallecida, le había dejado en herencia dos locales y con lo que cobraba de alquiler por ellos podía sufragar alguna parte de los gastos.


Conozca: Con ruana, delegación colombiana desfiló en los juegos de invierno

Los tres primeros años no contó con ayudas, pero sí el cuarto, cuando el Comité Olímpico Colombiano le apoyó en su sueño en viajes por distintas partes del mundo buscando puntos y el billete a los Juegos.

Su esposa, que fue triatleta, le apoyó en su camino, a pesar de que en estos cuatro años en busca del sueño olímpico casi no se han visto.

Participó en los campeonatos de Líbano y ganó dos medallas.

A sus 37 años, esta será probablemente su primera y única experiencia olímpica.

“Después de los Juegos quiero hacer un equipo de niños, como un semillero para que no quede acá este deporte en Colombia”, expresó el risaraldense. 

Tras ser el abanderado colombiano en la ceremonia de apertura, cumple el sueño olímpico que ha perseguido durante toda una vida y con especial tesón en los cuatro últimos años.

 

Colombia en Beijing 2022

 

Colombia cuenta con tres representantes en estos Juegos. Se trata de Laura Gómez, quien en patinaje será la primera en actuar el próximo 8 de febrero y el esquiador Michael Poettoz.

Esta será la tercera vez que Colombia participe en unos Juegos Olímpicos de Invierno tras hacerlo en 2010 y 2018. 

En Pyeongchang 2018, participaron 4 deportistas: Gómez y Poettoz, además de Uprimny y el patinador Pedro Causil. 

En Vancouver 2010, la esquinadora Cynthia Denzler fue la única representante.  

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion . 

Image
AFP
AFP

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda