Escuchar este artículo

Así capturaron a 'Los Benjamín'

Martes, 9 de Noviembre de 2021
Los uniformados estuvieron tras ellos durante meses, para conocer cada uno de sus pasos.

‘Los Benjamín’ eran los ‘amos y señores’ del microtráfico de bazuco y heroína en diferentes zonas de Cúcuta, como el barrio San José, Alfonso López y la temida ‘Tomatera’. Sin embargo, el imperio llegó a su fin el pasado dos de noviembre, cuando hombres de la Sijín ingresaron hasta la casa donde almacenaban la droga y desarticularon la banda.

Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Según se conoció, los integrantes se valían de la protección que encontraban en sectores como ‘La Tomatera’ y ‘Punta Brava’, los cuales han sido fortalezas para el expendio de drogas y otros delitos.  Sin embargo, la astucia de los uniformados pudo más y, con sumo cuidado, estuvieron tras ellos durante meses para conocer cada uno de sus pasos. 

Puede leer: Accidente de tránsito en Los Patios deja una persona muerta

Esta organización dejó las pistas necesarias para su caída: modo de distribución, donde almacenaban, lugares de venta, quiénes eran y sus rutinas diarias. Con toda esa información, los uniformados les madrugaron el pasado dos de noviembre y los capturaron. 

La investigación 

 

Los investigadores judiciales iniciaron un seguimiento al actuar delincuencial de los nueve miembros, además, identificaron  los seis puntos donde vendían la droga y las formas en que la entregaban a los habitantes de calle y personas del lugar.

Le interesa: Al secuestrado en Cúcuta, lo mataron de un tiro en la cabeza


También se logró encontrar la vivienda, ubicada en la calle 23 con avenida 20 B, del sector de ‘Punta Brava’ (en el barrio La Magdalena) de propiedad de José Hely Omaña Gómez, alias ‘José Hely’, en la que almacenaban los estufepacientes, pues, los expendedores iban y venían a diario a recargar, para seguir vendiendo. 
El sitio no solamente era un punto de almacenamiento, sino otra sede de su millonario negocio, pues vendían droga, las 24 horas del día, a quienes tocaban las puertas con dinero para una dosis. “Sus ventas eran tan buenas que cada expendedor iba y volvía cada día como ocho veces. Una bomba de bazuco de 50 bolsas  podían venderla en dos horas”, detalló uno de los investigadores.

 

Image
Los Benjamín’ eran los ‘amos y señores’ del microtráfico de bazuco y heroína en diferentes zonas de Cúcuta, como el barrio San José, Alfonso López y la temida ‘Tomatera’.

 

En la titánica búsqueda lograron conocer que la banda tenía dominados puntos de cinco barrios de Cúcuta, ‘Punta Brava’  y la ‘Tomatera’, éstos últimos eran un territorio que compartían con otros delincuentes. 

“Se mantenían a paz con otro grupo dedicado a la venta de estufepacientes. Cada uno por su lado y siempre refugiándose bajo estas dos temidas zonas, en donde nadie se atrevía a ponerles la mano”, añadió.

Estos son los seis puntos identificados por las autoridades: avenida 20A, con Canal Bogotá, en el barrio San José; calle 23, con avenida 20B,  La Magdalena, sector ‘Punta Brava’; avenida 16, entre calles 22 y 23, Alfonso López; calle 25, con avenida 12, en el sector de ‘La Tomatera’; avenida 9, con calle 25 Cuberos Niño y avenida 21, calle 23, La Magdalena, frente a una cancha de fútbol.

Líder 

Luego de conocer que la banda se dedicaba a la venta de estupefacientes y que su líder era Omaña Gómez, descubrieron que el temido jefe se aprovechaba de tres mujeres consumidoras de droga para ponerlas como expendedoras en algunos puntos y pagarles con dosis de bazuco y heroína.

Entérese: La disidencia de las Farc retiene a siete personas en El Tarra

“Tenía tres mujeres, que son consumidoras, como vendedoras de droga. Les pagaba con dosis para que se las inyectaran o se las fumaran. No tenía escrúpulos al momento de minimizar los costos”, explicó la fuente judicial.

Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

‘José Hely’ tuvo la experiencia criminal suficiente para controlar el negocio en parte de las comunas 9 y 10 de la ciudad, además de codearse con los peligrosos grupos que se camuflan en ‘La Tomatera’ y ‘Punta Brava’.
“Con la captura de los expendedores, se da un golpe al microtráfico de la zona”, concluyó el investigador.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas