Un engaño fue el 'gancho' para capturar a 'Richard' del Eln

Martes, 4 de Mayo de 2021
Ángel Miro López García fue detenido en Tibú.

Durante más de un año, las autoridades le siguieron el rastro a Ángel Miro López García, uno de los presuntos líderes del frente Juan Fernando Porras Martínez, del Ejército de Liberación Nacional (Eln), que concentraba su fortín en Tibú.

Este hombre, de 26 años, conocido como Richard, según las autoridades, ha dedicado más de una década a delinquir al servicio de esta organización subversiva, que se financia principalmente del narcotráfico y de las extorsiones a comerciantes de su zona de injerencia.

Contra López había una orden de captura por el delito de concierto para delinquir agravado con fines de terrorismo, por lo que, luego de su captura, quedó a disposición de la Fiscalía 130, para que enfrente el proceso judicial.

La detención de ‘Richard’ se produjo en el casco urbano de Tibú, hasta donde llegó este hombre luego de ser engañado por una fuente de las autoridades, con el propósito de cometer un hecho delictivo, pero con lo que no contaba este delincuente era que los soldados de la Fuerza de Tarea Vulcano del Ejército, en coordinación con la Policía, lo estaban esperando para capturarlo.

El coronel Fernando Rincón Carrillo, comandante del Batallón Energético y Vial No 6, del Ejército, aseguró que el detenido era el líder de milicias en Guachimán, Campo Seis, Campo Dos y Campo Giles de Tibú.

“Era el encargado de adelantar las afectaciones al Oleoducto Caño Limón Coveñas y de trasladar el armamento de la organización ilegal”, dijo el oficial.

Rincón insistió en que el Ejército, la Policía y la Fiscalía, continuarán trabajando articuladamente para contrarrestar el accionar criminal de los grupos armados ilegales que delinquen en Norte de Santander.

Según se conoció, ‘Richard’ es señalado de atentar contra el Oleoducto Caño Limón Coveñas en el corregimiento Versalles, de Tibú, y Orú, de El Tarra.

Este hombre es señalado de enfrentarse a tropas del Ejército en Orú, por evadir un control militar en la zona.

Además, también participó en un hostigamiento en 2019, contra la subestación de Policía en el corregimiento Campo Dos, de Tibú.
En febrero de 2020, López instaló un pasacalle alusivo al Eln, en Campo Dos, con el fin de generar temor entre la población para que accediera a sus pretensiones delictivas.

Las autoridades conocieron que el capturado era el hombre de confianza de alias Sandoval, jefe de las finanzas del frente Juan Fernando Porras Martínez, del Eln.

Otras capturas

La semana pasada, el Ejército también capturó a Jefferson José Ceballos, alias Ozuna, Franklin Javier Díaz y Yuber Bautista Arenas, presuntos integrantes del Eln.

Estos hombres fueron señalados por las autoridades de amedrentar a los habitantes de las veredas Versalles (Tibú) y Orú (El Tarra), dos poblaciones ubicadas en esa zona del Catatumbo.

“Les imponían la hora y cierre de negocios, tenían el control del comercio, del contrabando y esto generó las quejas de la comunidad que se cansó y decidió denunciar. Ahí es cuando se inician las labores de seguimiento”, dijo una fuente judicial.

Durante las pesquisas, uniformados de la Fuerza de Tarea Vulcano, del Ejército, y de la Sijín, de la Policía, se percataron de que estos hombres se movilizaban en motocicletas, portando armas de fuego y aseguraban pertenecer al frente Juan Fernando Porras Martínez, del Eln.

Según la investigación, Ceballos también almacenaba armamento, material logístico y bélico del Eln y seguía las órdenes de alias ‘Elkin’, líder militar del frente.

“Era la mano derecha de alias ‘Cuchilla’ segundo cabecilla de un brazo armado de la zona de frontera en Venezuela. Lo dejó mandando ahí para el cobro de extorsiones, paso del contrabando y peajes ilegales”, dijo la fuente judicial.

Según se conoció, ‘Ozuna’ impuso el cobro de $20.000 en los peajes ilegales que hay en ese sector del Catatumbo.
 

Image
La opinión
La Opinión