Escuchar este artículo

Ana Paula, la acordeonera chitarera

Domingo, 22 de Mayo de 2022
Llegó hasta las semifinales del Festival Vallenato en Valledupar.

Alegría y felicidad, eso dice sentir la chitarera Ana Paula Leal Caicedo al interpretar el acordeón, un instrumento musical con el que se ha identificado la mayoría de su vida y que este año ya la llevó a representar a Norte de Santander en la edición 55 del Festival de la Leyenda Vallenata a comienzos de este mes.


Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


"Siento mucha felicidad y alegría de poder estar interpretando este hermoso  instrumento musical porque emite muy buenos sonidos que se vuelven canciones”, dice Ana Paula.

Cuando tenía tres años y medio, y recién había aprendido a escribir, Leal Caicedo decidió dirigir una carta de Navidad a sus padres, en esos primeros escritos había un pedido muy especial, el que le regalaran un acordeón, instrumento que desde esa edad le llamó la atención por su particular forma y por los sonidos que emitía.

La solicitud de la pequeña Ana Paula significó un reto para sus padres José Leal y Liset Caicedo, quienes no tienen herencia vallenata ni de acordeonistas, y que aseguran que el gusto de su primogénita por este ritmo colombiano nació gracias a una telenovela que por esos días disfrutaban en familia.


Le puede interesar: Pastora Basto, la ‘escobita’ que barre en Chinácota


“Conseguir el acordeón no fue nada fácil porque eran muy grandes para ella y no lo podía tocar. Nosotros le dijimos que pidiera otro instrumento, pero ella insistió en el acordeón. Entonces le conseguimos uno de juguete que empezó a tocar a la perfección, por lo que decidimos cultivar ese gusto por el instrumento”, dijo José Leal, padre de la menor que hoy cumple ocho años.

Los padres de la pequeña se fueron sorprendiendo, con el pasar de los días, al ver que con solo un juguete trataba de sacarle las notas a cada una de las canciones, por lo que decidieron impulsar su talento.

“Cuando estaba pasando la pandemia, inscribimos a Ana en una academia de Música en Cúcuta y desde allí se ha ido preparando para festivales, aprendiendo técnicas y la teoría del instrumento musical”, mencionó Liseth Caicedo.

Ana Paula Leal, acordeonera nacida en Chinácota
Semifinales en el Festival Vallenato

Desde su primer contacto con el acordeón han pasado cuatro años y medio en los que Ana Paula ha ido perfeccionando su técnica, tanto que este año ya hizo parte del Festival de la Leyenda Vallenata, en Valledupar, evento en el que logró meterse en la etapa de semifinales de la categoría ‘Acordeonera Menor’.

“Fue una experiencia muy grata, es algo muy bonito porque queda marcada en el recuerdo para siempre, verla a ella con siete años viendo elogios de personas conocedoras del tema, viendo la reacción del jurado, interpretando sobre todo la puya y el son, técnicas que dicen que son complicadas, pero ella las hace a la perfección”, dijo la mamá de Ana Paula.

Precisamente, en la capital mundial de vallenato, Ana Paula se desempeñó muy bien en el son y la pulla, aunque reconoce que sus preferidos son los géneros rápidos como el merengue y la pulla, los cuales practica a diario en su casa de habitación, a media cuadra del parque principal de Chinácota.


Le puede interesar: Chinácota, un paraíso cercano a Cúcuta


En su corta carrera, se siente identificada con las notas del maestro Israel Romero por la forma en la que interpreta las canciones. En el género femenino admira a la maestra Rita Fernández, a quien pudo saludar en la capital del departamento del Cesar.

Gran parte de la financiación de la carrera de Ana Paula ha salido del bolsillo de sus padres, quienes acompañan las tardes de trabajo en la lavandería con los sones que emite la menor desde su casa de habitación.

“Lo más difícil ha sido trasladarse con ella a Cúcuta para ir a la Academia, porque ella estudia y dividir los horarios no es fácil. Pero ella se motiva y se dedica con hacer las tareas bien para asistir a las clases y pues también nos motiva a seguirla apoyando”, mencionó el padre de la menor de edad.

Por ahora, Ana Paula prometió seguir sacando buenas notas, tanto en el colegio como desde el acordeón para seguir componiendo el sueño de ser una referente de la música vallenata en el país y en el mundo.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Oscar Andrés Olarte
Óscar Andrés Olarte

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda