Así celebrará la Cinemateca de Bogotá sus 50 años

Lunes, 7 de Junio de 2021
Del 10 al 14 de junio se celebrarán las primeras cinco décadas de la Cinemateca de Bogotá, motivo por el que repasaron la historia del eje de la actividad cinematográfica en la Capital.

Una película del tiempo que inició el 11 de abril de 1971, cuando se creaba la Cinemateca Distrital de Bogotá en su primera sede: el Planetario, específicamente, en la Sala Oriol Rangel. Isadora de Norden, fue la directora inicial de la Cinemateca y la persona que lideró su creación. Ahí inició nuestro viaje, con la primera muestra de cine: clásicos franceses, la edad de oro de la comedia americana, expresionismo alemán, Charles Chaplin.

Del mismo modo, interesados en la protección del patrimonio audiovisual colombiano, generando historia crítica a su alrededor, dos años más tarde presentaron la primera muestra de cine nacional: Cine Colombiano 1950-1973.

Un tiempo después, dejaron atrás la que fuera su primera casa, el entrañable Planetario y, en 1976 se trasladaron a la carrera Séptima entre calles 22 y 23, otrora el foyer del Teatro Colombia (actual Teatro Jorge Eliécer Gaitán).

Ese mismo año, Colcultura crea con la Cinemateca el Concurso de Cine Colombiano que estimuló lo más significativo de la producción nacional. A partir de entonces y junto a Colcultura, se realizó el Festival de Cine Colombiano. También se realizó, en el 77, el I Festival de Cine en Súper 8 y se publicó el primer número de la revista Cinemateca.

Empezaban los años ochenta y se lanzaba la primera publicación de los Cuadernos de Cine Colombiano y se abrió al público la biblioteca con más de 600 libros y revistas especializadas, un archivo gráfico de 350 afiches y 700 fotografías de cine colombiano y latinoamericano. 

En 1983, se funda el Festival Internacional de Cine de Bogotá y, en el 84, Francisco Norden estrena ‘Cóndores no entierran todos los días’, primera película colombiana presentada en Cannes.

Aunque parecía que el cine colombiano no contaba con apoyo estatal, la Cinemateca, en el 94, creó sus estímulos a la producción. En 1998, Jorge Navas ganó con ‘Alguien mató algo’, ganó la Convocatoria Cinemateca Distrital.

Por ese entonces, las salas alternativas eran pocas para el creciente número de festivales y muestras, así que se vigorizó gracias a que los últimos años del siglo trajeron consigo la creación de Proimágenes Colombia (1997), la Muestra Internacional Documental (1998), y las convocatorias públicas de la Dirección de Cinematografía, entre cuyos filmes premiados se encuentra ‘La vendedora de rosas’ de Víctor Gaviria, rodada en 1996 y seleccionada para Cannes. 

Inicia así un nuevo milenio y, en el 2000, la Cinemateca organiza el I Encuentro de Cinematecas de Iberoamérica. Gracias a la hermandad entre la Dirección de Cinematografía y Proimágenes, se estipula, en 2003, la Ley de Cine 8-14, que crea el Fondo para el Desarrollo Cinematográfico (FDC), tiñendo de esperanza el horizonte de miles de realizadores. Ese mismo año, se publicaron los primeros cinco títulos de los Cuadernos de Cine Colombiano – Nueva época.
 
Durante el último decenio, llegan las renovaciones. Colombia abre sus puertas al mundo del cine: con la ley 1556 se fomenta el territorio nacional como escenario de obras cinematográficas, creándose el Fondo Fílmico Colombia; además, se crea el Idartes, entidad a la que entra a hacer parte, en 2011, la Gerencia de Artes Audiovisuales - Cinemateca Distrital, con lo que hoy se celebran 10 años transformando la mirada y la cultura de Bogotá.

En 2013, la Cinemateca agrega a sus publicaciones: Catálogos Razonados y Colección Becas. Ese año, con el apoyo de la Alta Consejería para las TIC, realizaron el Encuentro Transmedia y Narrativas Audiovisuales. Ese mismo noviembre, el Idartes y la Empresa de Renovación Urbana de Bogotá - ERU, firman el convenio que permite la construcción de la nueva sede en El Barrio las Aguas.

Así, empacaron maletas y se mudaron, el 12 de junio de 2019, a la nueva sede en la calle 19 con carrera 3ra, convirtiéndonos en la Cinemateca de Bogotá! La apertura se celebró con el ciclo El tiempo de la imagen, recorridos por América Latina. Este junio, se conmemoran los dos años de dicha renovación recurriendo a lo mejor del cine.

Image
Colprensa
Colprensa